Google+

Heisenberg y #COVID19

De Radeksonic - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6596513


Si a lo largo de los últimos 40 días hemos vivido bajo un principio científico sin duda ha sido el de incertidumbre.

En 1927 Werner Heisenberg postuló el principio de indeterminación o principio de incertidumbre que establece la imposibilidad de que determinados pares de magnitudes físicas observables y complementarias sean conocidas con precisión arbitraria. Así pues si queremos conocer la posición de una partícula con exactitud debemos renunciar a conocer su masa y velocidad (momento lineal).

El SARS-CoV-2 está demostrando ser un enemigo insidioso que puede que haya tenido más tiempo del que pensamos para "afinar" su mecanismo de transmisión humano a humano y del que vamos aprendiendo cosas sobre la marcha lo cual es muy difícil si simultáneamente estás tratando de paliar sus efectos y al caos general causado por la enfermedad se une un debate político-ideológico constante que sólo busca el desprestigio del rival.

Aún nos queda mucho por aprender sobre este enemigo y según vayamos aprendiendo las medidas que se toman para combatirlo cambiarán más allá de que algunos cuñados quieran creer que existen otros motivos o que se ha pasado a un modelo de gestión diferente; por ejemplo, basado en existencias.

Vayamos por partes:

¿Quien es el enemigo?

Aunque algunos iluminados ponen en duda hasta la existencia de un agente patológico lo cierto es que el virus y no sólo su ARN se ha identificado a lo largo y ancho del planeta y se ha secuenciado en múltiples laboratorios de forma que se puede ver incluso cómo ha ido mutando en su periplo por el mundo. En cuanto a su origen la incertidumbre sobre si es un "arma" o un "virus de laboratorio" propia de la conspiranoia carece de fundamento en base a los estudios filogenéticos.

¿Cómo nos ataca?

Se sabe cómo se une a nuestras células hasta el nivel molecular (unión SARS-CoV-2 RBD/hACE2) y que esto señala a un ataque al sistema renina-angiotensina. También se sabe que en los casos de peor evolución clínica existe una respuesta excesiva por parte del sistema del sistema inmune aunque la linfopenia es un marcador de gravedad en fases avanzadas. Existe bastante incertidumbre sobre porqué a unos pacientes les causa más daño que a otros estando (aparentemente) en las mismas condiciones.

Sabiendo lo peligroso del enemigo es normal preguntarse

¿Cómo se transmite?

Este es uno de los aspectos que más incertidumbres ha generado pese a que la respuesta importante sigue invariable: Principalmente por contacto con objetos (fómites) previamente tocados por sujetos transmisores. La vía aérea directa sigue representando menos de un 15% del total de transmisiones.

Entonces ¿donde está la incertidumbre? En los "sujetos transmisores"; al principio de la pandemia se estimaba que la transmisión por asintomáticos era muy baja; apenas un 5% y en un período no mayor a 2 días previos a la aparición de síntomas. Después la transmisión por asintomaticos asomó como un elemento importante (hasta un 30%) y ahora mismo hay estudios que cifran entre un 46% y un 55% hasta un 80% el procentaje de pacientes asintomáticos.

Otra incertidumbre que no acaba de aclararse es cuando deja una persona infectada de contagiar; sabemos que está relacionado con la presencia de sintomatología pero por ejemplo los sujetos asintomáticos y los leves pueden seguir contagiando hasta 15 días después del pico de transmisibilidad. El problema es que la prueba guía para responder (PCR) presenta un mayor numero de falsos negativos si el sujeto es asintomatico (llegando a equivaler a echar una moneda al aire).


En este artículo de Materia podéis leer algunos detalles sobre las incertidumbres que rodean a los test diagnósticos más allá de su disponibilidad que algunos se piensan que un test PCR es comprar un reactivo y venga a meter tubos en una máquina... en muchos sitios a 13 de Marzo no había ni máquinas ni reactivos ni casi torundas para tomar muestras...

En vista de esto la siguiente pregunta naturalmente es

¿Cómo me protejo?

Aquí claro que entra también la cronología; lo que se sabe en cada momento se ha de casar con los recursos de los que se dispone y una vez desatada la histeria estos disminuyeron vertiginosamente pues si se ignora la verdadera naturaleza del enemigo este parece mucho más fuerte.
Los materiales de protección han de adaptarse en función del riesgo y ese riesgo depende de 3 factores: Si se conoce la situación epidemiológica del paciente, la distncia a la que se va a trabajar (el límite en COVID-19 es 2 metros) y la técnica que se va a realizar (si tiene mayor riesgo de generar aerosoles o no).

En virtud de la falta de suministros garantizados y con el conocimiento del momento el ministerio de sanidad publicó fugazmente la siguiente infografía el 18/3

La posterior verificación de que la proporción de transmisores asintomáticos era superior a la esperada y los sucesivos clusters entre profesionales sanitarios muchos de ellos originados en esa transmisión de compañeros asintomáticos hizo recomendable en algunos entornos el uso continuado de mascarilla quirúrgica no como protección sino para evitar ser fuente de contagios.

En no pocos centros se contó con material muy superior al especificado porque procedía de la generosidad de empresas y particulares que acudieron en socorro no ya de profesionales que aisladamente lo requiriesen sino del llamamiento de las autoridades autonómicas e incluso ya bajo la amenaza de sanción por parte del gobierno.
Y como suele suceder en estos entornos complejos, y más aún en una situación tan caótica como esta, dicha circunstancia (materiales donados superiores a lo requerido) no se explicó suficientemente y cuando se hubo agotado ese material y se pasó al uso del material que, por fin, iba llegando se interpretó como una rebaja de protección.
Es cierto que algún equipo específico ha significado un riesgo pero ha de contextualizarse con los factores antes señalados en virtud de la tabla que el ministerio publicó el 14/4.


En torno a esta polémica de la protección querría escribir un skecth con mi pareja de peluches preferida y ahí lo dejo...

No quiero hacer muy larga esta entrada y debo terminar con la incertidumbre que más me preocupa

¿y una vez pasada la infección hay inmunidad?

Si escuchamos a las autoridades de la OMS la respuesta es "no hay pruebas de ello" y es que ha pasado muy poco tiempo aún sabiendo que en China, Hong Kong, Corea e Italia ya se han podido hacer seguimientos de "curados" de 45 días pero no es suficiente. Preocupa que en un porcentaje de los sujetos los anticuerpos sean "indetectables" semanas después de la PCR (-) y la publicación de casos de aparente reinfección pero es, a día de hoy, la mayor incertidumbre.

Os dejo con esta cover de una de mis canciones favoritas de la juventud que tiene la "suerte" de titularse como la "banda sonora" del confinamiento... pero no se le parece ni por asomo...



3) Documento técnico Prevención y control de la infección en el manejo de pacientes con COVID-19 versión 14/4 https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Documento_Control_Infeccion.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Normas de Publicación de Comentarios:

1.-Non se aceptarán comentarios que non teñan relación coa temática tratada neste blogue e o artigo en cuestión. Para comentarios de índole xeral empregar outras canles.
2.-Prefírense os comentarios asinados ainda que se permiten os anónimos. A educación e o respeto son imprescindibles porén a confrontación argumental que poida existir. Non se publicarán descualificacions ou insultos aínda que o autor se identifique.
3.-Si o teu comentario non se publica ó cabo de 48 horas podes porte en contacto polas vías alternativas; asemade si sufres atrancos técnicos.

Gracias pola túa aportación
Gracias por tu aportación
thanks for your input