Google+

LISTA DE COMPROBACIÓN DE SEGURIDAD QUIRÚRGICA

Hoy la OMS lanza el segundo desafio mundial de la alianza por la seguridad del paciente... Me he permitido traducir los borradores finales no con la intención de adelantar trabajo a nadie sino con la de introducir al debate:

¿Se realizan estas comprobaciones de modo formal en los momentos que se indican en la lista?

¿Creeis que una comprobación así es factible en vuestro medio?

¿Conoceis la incidencia de los eventos ligados a las circunstancias que estas comprobaciones intentan prevenir?

Sobre el papel de la enfermería quirúrgica: ¿Acepta y adopta la enfermería quirúrgica en España las responsabilidades que se vislumbran en esta lista de comprobación?.


Como siempre, no se me aturullen que no doy abasto con las respuestas... ;)


LISTA DE COMPROBACIÓN DE SEGURIDAD QUIRÚRGICA

Organización Mundial de la Salud

Antes de la inducción de la anestesia. (Sign in)

Confirmaciones del paciente:

· Identidad

· Lugar de la intervención

· Procedimiento

· Consentimiento

Lugar de la intervención marcado / No aplicable

Revisión de seguridad de anestesia realizada

Pulsioximetría colocada en el paciente y funcionando

Tiene el paciente…

Una alergia conocida?

No

Si

Una vía aérea difícil / riesgo de aspiración?

No

Si y el equipo necesario está disponible.

Riesgo de pérdida sanguínea > 500 ML. (7 ML/Kg. en niños)?

No

Si y se ha dispuesto un acceso IV adecuado y fluidos.

Antes de la incisión cutánea (Time out)

Confirmar que todos los miembros del equipo se han presentado por su nombre y rol

El cirujano, responsable de anestesia y enfermera confirman verbalmente

· Paciente

· Lugar de la intervención

· Procedimiento

Eventos críticos anticipados

· El cirujano revisa: Cuales son los pasos críticos o inesperados. Duración de la intervención, Previsión de pérdida sanguínea.

· El equipo anestésico revisa: Hay cualquier condicionante para este paciente en concreto?

· El equipo de enfermería revisa: Ha sido confirmada la esterilidad (incluyendo los indicadores de trazabilidad)? Está preparado lo referente al equipamiento o cualquier otra necesidad?

Se administró la profilaxis antibiótica en los últimos 60 minutos?

Si

No es aplicable

Se encuentran visibles las imágenes esenciales?

Si

No es aplicable.

Antes de que el paciente abandone el quirófano (Sign out)

La enfermera confirma verbalmente con el equipo:

· El nombre del procedimientos está registrado

· Los recuentos de instrumentos, cortantes y materiales están correctos (o no son aplicables).

· Como están etiquetadas las muestras (incluyendo el nombre del paciente)

· Si existe cualquier problema en los equipos que deba ser notificado.

El cirujano, el responsable de la anestesia y la enfermera revisan los elementos clave para el manejo del paciente y su recuperación.

Manual de implementación

El programa “Una cirugía segura salva vidas” fue establecido por la alianza mundial para la seguridad del paciente como parte de los esfuerzos de la OMS para reducir las muertes quirúrgicas en todo el mundo. El programa busca alcanzar un compromiso entre directrices políticas y clínicas que se dirigirán a diversos temas de seguridad, incluyendo inadecuadas prácticas de seguridad anestésica, infección quirúrgica prevenible y problemas de comunicación entre los miembros del equipo. Se ha probado que estos son problemas comunes, mortales y prevenibles en todos los países y establecimientos.

Para ayudar a los equipos quirúrgicos a reducir estos acontecimientos, la alianza –tras consultar con cirujanos, anestesistas, enfermeras, expertos en seguridad del paciente y pacientes en todo el mundo- ha identificado un grupo de revisiones de seguridad que deberían realizarse en cualquier quirófano. El borrador resultante de la lista de comprobación de seguridad quirúrgica de la OMS (disponible en www.who.int/patientsafety/challenge/safe.surgery/en/index.html) con la intención de reforzar las prácticas de seguridad aceptadas y de fomentar una mejor comunicación y trabajo en equipo entre las disciplinas clínicas. La lista de comprobación no es un dispositivo regulatorio o un componente de las directrices oficiales. Tiene la intención de ser una herramienta para que sea usada por los clínicos interesados en mejorar la seguridad de sus intervenciones y en reducir las muertes y complicaciones quirúrgicas innecesarias.

Cómo usar este manual

En este manual de implementación el “equipo quirúrgico” se entiende como el que incluye a cirujanos, profesionales de anestesia, enfermeras, técnicos y otro personal de quirófano que ayuda en la cirugía. Como los pilotos de avión dependen del personal de tierra, el personal de vuelo y los controladores del tráfico aéreo para un vuelo seguro, un cirujano es un miembro esencial pero no solitario de un equipo responsable de la atención al paciente. El equipo quirúrgico citado en este manual está compuesto por lo tanto por todas las personas implicadas con la cirugía, cada una de ellas desarrolla un papel para mantener la seguridad y el éxito de cada intervención.

Este manual proporciona sugerencias para implementar la lista de comprobación entendiéndose que los diversos dispositivos donde se practica la cirugía deberán adaptarlo a sus propias circunstancias. Cada comprobación de seguridad ha sido incluida en base a evidencia clínica u opinión experta de que su inclusión podrá reducir la probabilidad de daños quirúrgicos serios prevenibles y que cuya realización es improbable que cause daño o costes inmanejables. La lista de comprobación se diseño también para ser breve y simple. Muchos de los pasos individuales ya están incluidos como partes de la práctica rutinaria en centros de todo el mundo, aunque solo raras veces han sido seguidas íntegramente. Como resultado, cada departamento quirúrgico puede ensayar con la lista y examinar como integrar apropiadamente estos pasos esenciales de seguridad en su flujo de trabajo normal.

En último término el objetivo de la lista de comprobación quirúrgica –y de este manual de implementación- es ayudar a asegurar que los equipos siguen sistemáticamente unos cuantos pasos críticos de seguridad y por lo tanto minimizan los riesgos más comunes y prevenibles que ponen en peligro las vidas y bienestar de los pacientes quirúrgicos.

Como usar la lista de comprobación (brevemente)

Con el fin de implementar la lista de comprobación durante la cirugía, una persona se debe hacer cargo de revisar los cuadros en ella. Este/a coordinador/a de la lista será habitualmente la enfermera circulante, pero puede serlo cualquier clínico participante en la intervención.

La lista divide la intervención en tres fases, cada una corresponde con un período específico en el transcurrir de una intervención. El período antes de la inducción de la anestesia (Sing in o entrada), el período desde la inducción hasta antes de la incisión quirúrgica (Time out o tiempo muerto) y el período desde inmediatamente después del cierre de la herida pero antes de sacar al paciente del quirófano (Sing out o salida). En cada fase, al coordinador/a de la comprobación debe permitírsele confirmar que el equipo ha completado las comprobaciones antes de continuar con la operación. Cuando el equipo quirúrgico se familiarice con los pasos de la lista de comprobación podrán integrar las comprobaciones en su patrón trabajo habitual y verbalizar la terminación de cada paso sin la intervención explicita de un/a coordinador/a. Cada equipo deberá buscar la incorporación de la lista de comprobación con la máxima eficiencia y la mínima interrupción mientras se realizan efectivamente los pasos.

La revisión de casi toda la lista se podría realizar verbalmente, confirmando con el personal apropiado que las acciones clave han sido realizadas. Por tanto para la entrada (Sign in) antes de la inducción de la anestesia, el/la coordinador/a deberá revisar verbalmente con el paciente (cuando sea posible) que su identidad ha sido confirmada conjuntamente con el procedimiento, lugar de la cirugía y los consentimientos. El/la coordinador/a deberá confirmar visualmente que el lugar de la intervención ha sido marcado (si es apropiado) y deberá revisar verbalmente con el profesional de anestesia el riesgo de pérdida sanguínea del paciente, la dificultad de la vía aérea y las reacciones alérgicas así como si ha sido completado la revisión completa de seguridad de anestesia. Preferentemente el cirujano debería estar presente en la entrada (Sign in) y tener una idea clara sobre la pérdida sanguínea, las alergias u otros factores de complicación del paciente. Sin embargo, la presencia del cirujano no es esencial para completar esta parte de la lista de comprobación.

Para el tiempo muerto (Time out), cada miembro del equipo se presentará por su nombre y rol. Si ya han compartido cirugías el equipo simplemente podrían confirmar que todos en el quirófano se conocen unos a los otros. El equipo debe realizar una pausa justo antes de la incisión cutánea para confirmar en voz alta que están realizado la operación correcta en el paciente correcto y en el lugar correcto, revisando luego cada uno por turno los elementos críticos de su plan para la intervención usando las preguntas de la lista de comprobación como orientación. Deben confirmar igualmente que la profilaxis antibiótica ha sido administrada en los 60 minutos anteriores y que se muestran las imágenes esenciales si es apropiado.

Por último, para la salida (Sign out), el equipo revisará conjuntamente que operación fue realizada, se han completados los recuentos de materiales e instrumentos y el etiquetado de cualquier muestra obtenida en la cirugía. También revisarán los fallos de los equipos o los temas que sea preciso comunicar. Se revisarán finalmente las claves y precauciones del postoperatorio antes de la salida del paciente del quirófano.

Que exista una única persona al cargo del proceso de comprobación es esencial para su éxito. En el entorno complejo de un quirófano cualquier paso debe ser supervisado durante el avance del proceso preoperatorio, intraoperatorio o postoperatorio. Designar a una única persona para confirmar la realización de cada paso de la lista de comprobación consigue evitar la omisión de pasos de seguridad debido a la prisa de avanzar hacia la siguiente fase de la intervención. Hasta que los miembros del equipo se familiaricen con los pasos necesarios, el/la coordinado/a la lista de comprobación deberá guiar al equipo a través del proceso de comprobación.

La desventaja de tener una única persona encargada de la comprobación es que puede surgir una relación antagónica entre esta persona y los otros miembros del equipo. El/la coordiandor/a puede y debe evitar que el equipo progrese a una fase posterior de la intervención sin que se completar satisfactoriamente cada paso, pero al hacerlo puede irritar o distanciarse de los otros miembros del equipo. Sin embargo, el hospital debe considerar cuidadosamente que profesional está en mejor posición para realizar esta tarea. Como se ha mencionado, para la mayoría de las instituciones será la enfermera circulante, pero cualquier clínico puede coordinar el proceso de comprobación.

Como realizar la comprobación (en detalle)

Entrada (Sign in)

Esta parte debe completarse antes de la inducción de la anestesia de para confirmar la seguridad del procedimiento. Esto requiere la presencia del profesional de anestesia y del personal de enfermería por lo menos. El/la coordinador/a de la comprobación debe completar esta parte conjuntamente o de modo secuencial, dependiendo del transcurso de la preparación de la anestesia. Los detalles de cada una de las partes son como sigue:

Confirmar identidad del paciente, lugar, procedimiento y consentimiento.

Aquí el/la coordinador/a confirmará verbalmente con el paciente su identidad el tipo de intervención planificada el lugar de la cirugía y que se ha dado el consentimiento. Aunque pueda parecer repetitivo este paso es una parte esencial para asegurar que el equipo no interviene al paciente equivocado en el lugar equivocado o si se va a realizar un procedimiento equivocado. Cuando no es posible la confirmación por parte del paciente, como en el caso de niños o pacientes incapacitados, un custodio o familiar puede realizar este papel. Si el custodio o familiar no está disponible y se salta este paso, como en una emergencia no se debe marcar el recuadro.

Lugar marcado/no aplicable

El/la coordinador/a deberá confirmar que el cirujano que va a realizar la intervención ha marcado el lugar de la cirugía (normalmente con un rotulador permanente) en los casos que impliquen lateralidad (distinción entre izquierda y derecha) o múltiples estructuras (por ejemplo; un dedo en particular, un especio vertebral). El marcado de las estructuras mediales (como el tiroides) o de estructuras únicas (como el bazo) seguirán la práctica local. Algunos hospitales no requieren marcado del lugar de la cirugía porque la intervención en lugar equivocado es extremadamente rara. Una práctica de marcado del lugar consistente proporciona, sin embargo otra comprobación de apoyo para confirmar el lugar y procedimiento correcto.

Revisión de seguridad anestésica completa

El/la coordinador/a deberá completar este paso preguntando al profesional responsable de la anestesia para verificar la finalización de una revisión de seguridad anestésica, entendida como una inspección formal de los equipos de anestesia, medicaciones y del riesgo anestésico previo de cada caso. Una mnemotécnica útil es que, además de confirmar que el paciente esté preparado para la cirugía, el equipo de anestesia debe completar el AVCDE (disculpad la 'pirueta') un examen de:

equipo de vía Aérea (intubación);

sistema de Ventilación (incluyendo oxígeno y gases anestésicos);

aspiraCión;

meDicaciones anestésicas y bombas y equipos,

medicaciones y asistencia de Emergencia para confirmar su disponibilidad y funcionamiento.

Pulsioxímetro colocado en el paciente y funcionando.

El/la coordinador/a confirmará que un pulsioxímetro ha sido colocado al paciente y esta funcionando correctamente antes de la inducción de la anestesia. Preferentemente el pulsioxímetro debe estar a la vista del equipo quirúrgico. Debe emplearse un sistema audible cuando sea posible para alertar al equipo del pulso y saturación de oxígeno del paciente. La pulsioximetría ha sido altamente recomendada como un componente necesario de la atención anestésica por la OMS. Si no hay pulsioximetría disponible el cirujano o el profesional de anestesia debe evaluar el estado del paciente y considerar el posponer la cirugía hasta que se puedan tomar las medidas de seguridad apropiadas. En casos urgentes para salvar una vida o un miembro este requisito podría no aplicarse, pero en tales circunstancias se puede dejar sin marcar.

Tiene el paciente alergias conocidas?

El/la coordinador/a debe dirigir esta y la siguiente preguntas al profesional de anestesia. Primero, el/la coordinador/a debe preguntar si el paciente tiene una alergia conocida y si es así a qué. Esto debe hacerse incluso aunque conozca la respuesta para confirmar que el profesional de anestesia está alertado de cualquier alergia que pueda poner en riesgo al paciente. Se marca entonces la casilla apropiada. Si el coordinador/a conoce alguna alergia de la que el profesional de anestesia no sea consciente deberá comunicarse en este momento.

Tiene el paciente alguna dificultad en la vía aérea/ riesgo de aspiración?

Aquí el/la coordinador/a confirmará verbalmente que el equipo de anestesia ha valorado objetivamente si el paciente tiene una vía aérea difícil. Hay múltiples formas de graduar la vía aérea (como la escala Mallampati, la distancia tiromental y la escala Bellhouse-Doré). Una evaluación objetiva de la vía aérea usando un método válido es más importante que el método elegido en sí mismo. Las muertes anestésicas por pérdida de la vía aérea siguen siendo un desastre común en todo el mundo y son prevenibles si se realiza una planificación apropiada. Si la evaluación de la vía aérea indica un riesgo alto de dificultad (como un Mallampati de 3 o 4) el equipo de anestesia deberá prepararse contra una vía aérea desastrosa. Esto incluye, como mínimo, el ajuste del enfoque de la anestesia (por ejemplo, realizar una anestesia regional si es posible) y controlar que los equipos de emergencia están disponibles. Un ayudante competente (un segundo profesional de anestesia, el cirujano o una enfermera del equipo) no debe estar disponible sino presente para ayudar con la inducción de la anestesia.

El riesgo de aspiración debe ser evaluado también como parte de la valoración de la vía aérea. Si el paciente tiene reflujo sintomático o el estómago lleno el profesional de anestesia debe prepararse para la posibilidad de aspiración. El riesgo puede reducirse modificando el plan anestésico, usando por ejemplo técnicas de inducción rápida y consiguiendo la ayuda de un asistente que realice la presión del cricoides durante la inducción. Para los pacientes que se conozca la dificultad de la vía aérea o que tengan riesgo de aspiración, la casilla de comprobación solo se debería marcar (y proceder a la inducción de la anestesia) una vez que el profesional de anestesia confirme que tiene el equipo adecuado y la ayuda precisa en la estancia.

Tiene el paciente riesgo de tener una pérdida sanguínea >500ml (7ml/Kg. En niños)?

En este paso de seguridad, el/la coordinador/a preguntará al equipo anestésico si el riesgo de pérdida sanguínea del paciente es superior a 500ml durante la cirugía con el fin de asegurar su reconocimiento y la preparación para esta circunstancia crítica. La pérdida de grandes volúmenes de sangre está entre los peligros más comunes e importantes de los pacientes quirúrgicos, el riesgo de shock hipovolémico es mayor cuando la pérdida sanguínea supera los 500ml (7ml/Kg. en niños). Una preparación adecuada y una pronta reposición pueden mitigar las consecuencias considerablemente.

Los cirujanos no comunican sistemáticamente el riesgo de pérdida sanguínea a anestesia o al personal de enfermería. Sin embargo, si el profesional de anestesia no conoce el riesgo de una pérdida sanguínea importante para un caso podría parar para debatir el riesgo con el cirujano antes de la inducción de la anestesia. Si hay riesgo significativo de una pérdida sanguínea mayor de 500ml. Es altamente recomendable que el paciente tenga al menos dos vías intravenosas de grueso calibre o una vía central antes de abrir la piel. Además el equipo debe confirmar la disponibilidad de fluidos (coloides etc.) y/o sangre para la reposición. (La pérdida sanguínea esperada será revisada nuevamente por el cirujano durante el tiempo muerto –time out-. Esto proporciona una segunda comprobación de seguridad para el profesional de anestesia y equipo de enfermería)

En este momento se completa la entrada y el equipo puede proceder a la inducción anestésica.

Tiempo Muerto (Time out)

Es una pausa momentánea tomada por el equipo justo antes de realizar la incisión cutánea para confirmar que algunas comprobaciones esenciales se han realizado. Esto implica a todos los miembros del equipo, incluyendo al cirujano, el profesional de anestesia y el personal de enfermería.

Confirmar que todos los miembros del equipo se han presentado con su nombre y categoría

Los equipos quirúrgicos pueden cambiar frecuentemente. El desempeño efectivo en situaciones de alto riesgo requiere que todos los miembros del equipo entiendan quien es cada uno de sus miembros y que roles y capacidades tiene. Una simple presentación puede conseguir este propósito.

El/la coordinador/a pedirá a cada persona en el quirófano que se presente por su nombre y categoría. Los equipos que ya estén familiarizados entre si pueden confirmar que todo el mundo se conoce, pero los nuevos miembros o el personal que ha sido incorporado al quirófano desde la última presentación puede presentarse a sí mismo incluyendo a los estudiantes u otro personal.

El cirujano, el profesional de anestesia y la enfermera confirman verbalmente el paciente, lugar y procedimiento.

Este paso es el estándar mundial de tiempo muerto (time out) o pausa quirúrgica y se halla en los estándares de muchas agencias reguladoras nacionales e internacionales. Inmediatamente antes de que el cirujano realice la incisión cutánea, el/la coordinador/a de la comprobación u otro miembro del equipo preguntará a todos los presentes en el quirófano para que se detengan y confirmen verbalmente el nombre del paciente, la cirugía a realizar, el lugar de las mismas y, si es apropiado, la posición del paciente de modo que se prevengan cirugías en lugares incorrectos a pacientes incorrecto. Por ejemplo, la enfermera circulante puede decir: “tomemos una pausa” y continuar “¿Está todo el mundo de acuerdo ene que este es el paciente X, al que se la va a reparar una hernia inguinal? Esta marca no se realizará hasta que el profesional de anestesia, el cirujano y las enfermeras den su conformidad explicita e individual.

Sucesos críticos anticipados

La comunicación efectiva del equipo es un componente crítico de una cirugía segura, un trabajo en equipo eficiente y la prevención de complicaciones mayores. Para asegurar la comunicación de los temas críticos sobre el paciente, durante el tiempo muerto el/la coordinador/a de la comprobación guiará al equipo a través de un rápido diálogo entre el cirujano, el personal de anestesia y de enfermería sobre los peligros críticos y el plan operativo. Esto se puede hacer realizando simplemente las preguntas a cada miembro del equipo en voz alta. El orden no tiene importancia, pero cada recuadro debe ser marcado solo después de que cada disciplina clínica proporcione su información. Durante los procedimientos de rutina o en aquellos que resulten familiares a todo el equipo el cirujano puede declarar: “este es un caso rutinario de X duración” y entonces preguntar al profesional de anestesia y a la enfermera si tienen algo que añadir.

El cirujano repasa: Cuales son los pasos críticos o inesperados, duración de la cirugía, pérdida sanguínea prevista?

Se trata de tener una discusión sobre los pasos críticos o inesperados, como mínimo para informar a los demás de cada paso que puede suponer para el paciente un riesgo de rápida pérdida sanguínea, lesión u otra morbilidad mayor. Brinda también la oportunidad de revisar los pasos que podrían necesitar equipos especiales, implantes o preparaciones.

El equipo de anestesia repasa: alguna preocupación específica para este paciente?

En pacientes con riesgo de gran pérdida sanguínea, inestabilidad hemodinámica u otra morbilidad mayor para el procedimiento, un miembro del equipo de anestesia deberá repasar en voz alta los planes y consideraciones para la recuperación (en particular, la intención de usar productos sanguíneos y cualquier característica o comorbilidad del paciente como enfermedad cardiaca o pulmonar, arritmias o desordenes sanguíneos). Se entiende que en algunas intervenciones no hay riesgos o características que compartir con el equipo. En estos casos el profesional de anestesia puede decir simplemente: “No tengo ninguna puntualización para este caso”.

El equipo de enfermería repasa: ¿Está confirmada la esterilidad? (incluidos los testigos), ¿Existe algún asunto sobre equipos u otra consideración?

La enfermera lavada o quien abra el equipo para la intervención debe confirmar verbalmente que la esterilización se ha realizado y que, para los instrumentos esterilizados por calor, un testigo verifica una esterilización correcta. Las diferencias entre el resultado deseable y el encontrado en el indicador deben informarse a todo el equipo y dilucidadas antes de proceder a la incisión. Este paso es también una oportunidad para analizar cualquier problema con los equipos u otras preparaciones para la cirugía o cualquier consideración sobre seguridad que la enfermera lavada o circulante pudieran tener, en particular aquellas no tratadas por el cirujano o el equipo de anestesia. Si no existen asuntos particulares, sin embargo, la enfermera lavada puede decir simplemente: “Esterilización verificada. No tengo puntualizaciones que hacer”.

¿Se ha administrado profilaxis antibiótica en los últimos 60 minutos?

A pesar de la rigurosa evidencia y el amplio consenso de que la profilaxis antibiótica para prevenir la infección de la herida quirúrgica es más efectiva si se logran los niveles de antibiótico en suero o en los tejidos, los equipos quirúrgicos no son consecuentes respecto a la administración de los mismos dentro de la hora anterior a la incisión. Para reducir el riesgo de infección quirúrgica, el/la coordinador/a preguntará en voz alta durante el tiempo muerto si la profilaxis antibiótica se ha administrado en los últimos 60 minutos. El miembro del equipo que normalmente se responsabiliza de la administración de los antibióticos (generalmente el profesional de anestesia) debe dar una confirmación verbal. Si los antibióticos profilácticos no han sido administrados, deberían ser administrados en este momento, antes de la incisión. Si los antibióticos profilácticos han sido administrados hace más de 60 minutos, el equipo deberá considerar administrar una nueva dosis al paciente, el recuadro deberá ser dejado en blanco si no se administra una dosis adicional. Si los antibióticos profilácticos no se consideran apropiados (casos sin incisión cutánea, casos contaminados en los que los antibióticos ya se administran como tratamiento) se debe marcar el recuadro “no aplicable” una vez que el equipo así lo confirme.

¿Se muestran las imágenes esenciales?

Las imágenes son críticas para asegurar una planificación adecuada y correcta de muchas intervenciones, incluyendo las ortopédicas, raquídeas y toráxicas y algunas resecciones tumorales. Durante el tiempo muerto, el/la coordinador/a deberá preguntar al cirujano si necesita imágenes para este caso. Si es así, el/la coordinador/a deberá confirmar verbalmente que las imágenes esenciales están en el quirófano y se muestran de modo destacado para su uso durante la intervención. Sólo entonces se marca el recuadro. Si las imágenes son necesarias, pero no están disponibles, deben obtenerse. Quedará a discreción del cirujano como proceder si las imágenes son necesarias, pero no están disponibles. En circunstancias como estas el recuadro debe quedar sin marcar. Si no son necesarias las imágenes, se marcará el recuadro “no aplicable”.

En este momento se ha completado el tiempo muerto y el equipo puede proceder con la intervención.

Salida (Sign out)

La salida debe completarse antes de sacar al paciente del quirófano. El objetivo es facilitar la transmisión de información importante para los equipos de cuidados responsables del seguimiento del paciente tras la cirugía. Puede iniciarla la enfermera circulante, el cirujano, o el profesional de anestesia y debe estar consumada antes de que el cirujano abandone la sala. Puede coincidir, por ejemplo, con el cierre cutáneo. Una vez más cada recuadro se marcará sólo después de que el/la coordinador/a confirme que cada ítem ha sido contestado por el equipo.

La enfermera confirma con el equipo verbalmente:

El nombre del procedimiento

El procedimiento puede haber cambiado o haberse ampliado durante el curso de la operación, el/la coordinador/a deberá confirmar con el cirujano y el equipo exactamente que procedimiento se ha realizado. Esto se puede hacer como una pregunta: “¿Qué procedimiento se ha realizado?” o como una confirmación: “Hemos realizado tal procedimiento, ¿de acuerdo?”.

Que el recuento de materiales, instrumentos y agujas es correcto(o no aplicable)

La retención de materiales, instrumentos y agujas es un error poco frecuente, pero persistente y potencialmente calamitoso. La enfermera lavada o circulante deberá por lo tanto confirmar verbalmente la finalización del último recuento de materiales, instrumentos y agujas. En los casos de dejarse una cavidad abierta el recuento de instrumentos debe confirmarse como completo igualmente. Si el recuento no coincide apropiadamente el equipo podrá estar alerta sobre cuales son los pasos apropiados que se han de realizar (como examinar los campos, la basura, y la herida o, si es necesario, realizar estudios de imágenes.)

¿Cómo se han marcado las muestras? (incluyendo el nombre del paciente)

El marcado incorrecto de las muestras patológicas es potencialmente desastroso para el paciente y se ha mostrado como una fuente frecuente de errores de laboratorio. La circulante debe confirmar el etiquetado correcto de cualquier muestra patológica que se obtuviera durante la intervención leyendo en voz alta el nombre del paciente, la descripción del espécimen y cualquier marca de orientación.

¿Hubo algún fallo en los equipos u otros asuntos a destacar?

Los problemas con los aparatos son universales en los quirófanos. La identificar con precisión los orígenes de los fallos y los instrumentos o aparatos que han tenido una disfunción son pasos importantes para evitar que los equipos sean vueltos a utilizar en el quirófano antes de que el problema sea resuelto. El/la coordinador/a deberá asegurarse de que los problemas con los equipos surgidos durante la intervención son identificados por el equipo.

El cirujano, profesional de anestesia y enfermería repasan las consideraciones clave para la recuperación y manejo postoperatorio del paciente.

El cirujano, el profesional de anestesia y la enfermería deben repasar el plan de manejo y recuperación postoperatoria, prestando atención, en particular, a los asuntos anestésicos o intraoperatorios que podrían afectar al paciente. Sucesos tales que presenten un riesgo específico para el paciente durante la recuperación y que pueden no ser evidentes para todos los involucrados son los indicados. El objeto de este paso es un traslado apropiado y eficiente de la información crítica a todo el equipo.

Con este paso final, la lista de comprobación de seguridad está completa. Si se desea, la lista puede situarse en el registro del paciente o guardarse para una revisión de garantía de calidad.

NOTAS ADICIONALES – PROMOCIÓN DE LA CULTURA DE SEGURIDAD

Modificación de la lista de comprobación.

Dado que las diferentes instalaciones difieren entre sí respecto a sus procesos, la cultura de sus quirófanos y el grado de familiaridad que los miembros del equipo tienen entre si; la lista de comprobación puede ser modificada para que tenga en cuenta estas diferencias. Por ejemplo, si la pulsioximetría es tan rutinaria que su inclusión en la lista de comprobación puede hacer que el marcado en de los recuadros resulte irrelevante podría retirarse. Sin embargo, retirar pasos de seguridad porque no pueden ser realizados dado el medio existente o las circunstancias es muy desaconsejable. Los pasos de seguridad deberían inspirar un cambio efectivo que lleve al equipo quirúrgico a cumplir con todos y cada uno de sus elementos.

Con el fin de asegurar la brevedad, la lista de comprobación quirúrgica no fue diseñada para ser detallada. Cada centro tendrá pasos de seguridad adicionales que sigue. Los equipos podrían considerar añadir otras comprobaciones de seguridad para procedimientos específicos, particularmente si son parte de un procedimiento de seguridad establecido en el centro. El objetivo es emplear cada fase como una oportunidad de verificar que los pasos de seguridad se han completado consistentemente. Pasos adicionales podrían incluir la confirmación de la profilaxis de la trombosis venosa profunda usando medios mecánicos (como robots de compresiones secuénciales y medias) y/o medidas médicas (como heparina o warfarina) cuando esté indicado; la disponibilidad de los implantes esenciales (como mallas o prótesis); otros equipos necesarios; o los resultados de biopsias preoperatorios críticas, resultados de laboratorio y tiraje sanguíneo. Animamos por tanto a cada institución a reformar, reordenar o revisar la lista de comprobación para adaptarla a la práctica local mientras asegure la terminación de estos pasos de seguridad de un modo eficiente. Los centros e individuos deben ser prudentes, sin embargo, respecto a hacer la lista de comprobación demasiado compleja.

Introducción de la lista de comprobación en el quirófano

Se realizarán algunas prácticas para que los equipos aprendan a usar la lista de modo efectivo. Algunos individuos sentirán esto como una imposición o tal vez, como una pérdida de tiempo. El objetivo no es producir un horrible recitado o frustrar el ritmo de trabajo. Se tiene la intención de proporcionar a los equipos un grupo simple y eficiente de revisiones para mejorar la efectividad del trabajo en equipo y la comunicación –y animar a la consideración activa de la seguridad del paciente en cada intervención que se realiza-. Muchos de los pasos de la lista de comprobación se siguen actualmente en los quirófanos de todo el mundo. Pero, sin embargo, pocos los siguen todos a pies juntillas. La lista de comprobación proporciona una herramienta con dos finalidades: Permitir una práctica de seguridad del paciente consistente e introducir (o mantener) una cultura que valora conseguirla.

La implementación exitosa requiere la adaptación a las rutinas y expectativas locales. Esto no será posible sin el compromiso sincero de los líderes del centro. Para que la lista de comprobación tenga éxito, los jefes de cirugía, anestesia y enfermería deberán mostrar públicamente que la seguridad es una prioridad y que el uso de la lista de comprobación de seguridad puede ayudar en su consecución. Esto debería incluir el uso de la lista en sus propios casos y en preguntar regularmente a los miembros de su equipo como avanza el proceso de implantación. Sin un liderazgo demostrable, la institución de una lista de este tipo generará descontento y antagonismo.

Las listas de comprobación son útiles en diversas situaciones incluyendo las unidades de cuidados. Esta lista de comprobación de seguridad quirúrgica ha sido implantada con éxito en diversos tipos de instalaciones sanitarias con diversidad de limitación de recursos. La experiencia muestra que con formación, práctica y liderazgo, se pueden superar las barreras para su implantación. Con una planificación apropiada y comprometida, los pasos de la lista de comprobación se completan fácilmente y pueden constituir una profunda diferencia en la seguridad de la atención quirúrgica.

2 comentarios:

  1. Anónimo4:50 p. m.

    Esta traducción de la lista de Verificación me ayudo mucho para poder interpretar bien todos los pasos .sigan así abrazos de Argentina
    María

    ResponderEliminar
  2. Pues me alegra mucho sobre todo por ayudar a alguien de Argentina que sé que frecuentan mucho el blog y yo recién pasé allá las navidades.

    ResponderEliminar

Normas de Publicación de Comentarios:

1.-Non se aceptarán comentarios que non teñan relación coa temática tratada neste blogue e o artigo en cuestión. Para comentarios de índole xeral empregar outras canles.
2.-Prefírense os comentarios asinados ainda que se permiten os anónimos. A educación e o respeto son imprescindibles porén a confrontación argumental que poida existir. Non se publicarán descualificacions ou insultos aínda que o autor se identifique.
3.-Si o teu comentario non se publica ó cabo de 48 horas podes porte en contacto polas vías alternativas; asemade si sufres atrancos técnicos.

Gracias pola túa aportación
Gracias por tu aportación
thanks for your input