Google+

Saeta: Opacidad por la transparencia

Hace algo más de 4 años del último "proceso electoral" en el colegio profesional de enfermeras de León y digo "proceso electoral" porque elecciones como tales no hubo y no voy a escribir más de ello.

Según los estatutos que enlaza la web del colegio (abajo del todo) y que la consejería de presidencia de la junta de castilla y león reconoce como vigentes


Los mandatos son de 4 años.

Así que habría tocado ya la correspondiente convocatoria de "proceso electoral".

Pero resulta de la resultanza que el consejo de colegios profesionales de enfermería de castilla y león cuyos estatutos también datan de 2001 (modificados en 2008) "resolvió" in extremis o sobre la mismísima campana que antes de convocarse ese proceso electoral se habrían de modificar los estatutos del colegio para adaptarlos a normativas de 2001 (RD 1231/2001 denominación de colegios profesionales de enfermería), 2007 (RD 1393/2007 denominación de titulaciones universitarias), 2009 (leyes 17/2009 y 25/2009 sobre la ventanilla única) y 2013 (Ley 19/2013 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno) además de a un galimatías de normas europeas relativas al mercado interior (RD 581/2017 y directiva 2013/55/UE).

Digo "resolución" porque les resuelve el problema de convocar proceso electoral y les permitirá estar sin convocar elecciones durante una prolongada temporada (en Valladolid estuvieron 7 años así) pues "insta" a adaptar los estatutos pero NO PONE PLAZOS ni marca posibles sanciones en caso de que las juntas de gobierno no se apresten a la modificación estatutaria.

Yo que ya había expresado mi preocupación por la falta de publicidad del posible proceso electoral usando las herramientas de la web colegial...


y mediante escrito con registro...


me pasé ayer miércoles "santo" por la sede del colegio en Ponferrada para ver si el tablón contenía algo nuevo y... me dí de bruces con la "resolución" cuya fecha es del 22 de Febrero y que está disponible en la ventanilla única del COE (imposible saber en qué fecha la subieron o colgaron en ese obtuso rincón) la pena es que en la visita del día 26/3 no hice foto del tablón con lo que no puedo ni documentar que no estaba ahí ese día (para "probarlo" me haría falta ir con notario porque esto está montado así; sólo quien  tiene dinero es amparado por la justicia).

¿que tiene esto de "grave"? pues que estas personas con estas actitudes son las que se van a sentar a hablar "del futuro de la enfermería" y que eso pasa principalmente POR NUESTRA CULPA.

Porque no habrá #NursingNow que valga para nada sin organizaciones profesionales democráticas y transparentes y para ello debemos dejarnos de lamentos de salita, de postureos, de selfies, de "pulpitos" y púlpitos y empezar a dar la cara por nuestras organizaciones, porque son NUESTRAS, las pagamos "obligados" si, pero las pagamos y no sólo tenemos el derecho sino EL DEBER de hacer que funcionen.

Mientras nuestra respuesta sea esta no se conseguirá NADA.



Marie Kondo Quirurgico

Se habla mucho de la influencia del "factor humano" en los incidentes y eventos adversos en atención sanitaria sobre todo en los entornos en los que se realizan actuaciones que suponen especial riesgo para el paciente por su situación o por el potencial daño que esta suponga en si misma. En estos entornos además es donde suelen confluir profesionales con diversa formación y roles que han de manejar múltipes equipos a cada cual más complejo y con necesidades de suministros particulares.


El quirófano es, sin duda, uno de esos entornos en los que las interacciones entre humanos y dispositivos son complejas y representan un riesgo por si mismas para el normal desarrollo de las intervenciones.

Un ejemplo de cómo esas interacciones y la configuración del entorno pueden influir de forma negativa es el artículo "Minor flow disruptions, traffic-related factors and their effect on major flow disruptions in the operating room" publicado en BMJ Quality & safety el mes pasado por Anjali J. con Ken Catchpole entre sus autores.

Tras un entrenamiento serio y dos test de concordancia pusieron a un grupo de observadores los vídeos de 28 intervenciones quirúrgicas diversas en 3 quirófanos diferentes con el objeto de estudiar las desviaciones en el flujo de trabajo; para ello mapearon los quirófanos definiendo las áreas, identificaron a los actores y sus tareas y clasificaron las desviaciones usando una modificación de lo propuesto por Palmer.(1)



Dicha clasificación proponía 5 categorías para el origen de las desviaciones: Fallos de equipos, Riesgos ambientales, Usabilidad, Interrupciones y.... distribución.

Las desviaciones del procedimiento debidas a la distribución en quirófano se definieron como "acontecimientos en los que el personal quirúrgico tuvo que adaptarse a un espacio inadecuado, a una visibilidad limitada y a la colocación de conectores, equipos, muebles y estructuras fijas en el quirófano"


Para clasificar la gravedad de las desviaciones usaron la escala propuesta por Parker (2) cuyos dos primeros valores consideraron "menores": 1- Sin impacto/desviación menor, 2- interrupción momentánea (reconocimiento de la interrupción, sin pausa en la tarea); y los otros 4 "mayores": 3- Distracción momentánea (pausa <10 seg), 4- Tarea primaria interrumpida (pausa >10 seg), 5- Tarea primaria suspendida (tarea secundaria activada) y 6- Repetición de la tarea.

Como resultado del análisis estadístico (regresión) encontraron que aunque sólo un 26% de las desviaciones eran "mayores" su aparición se relacionaba con la frecuencia de las desviaciones "menores" y estas con la actividad de la enfermera circulante en la zona a los pies de la mesa de operaciones aunque la mayor concentración de desviaciones se da en la zona de anestesia. Todo ello se correlaciona con lo conocido ya gracias a otros estudios de Catchpole.

Lo interesante de este estudio es que más de la mitad de las desviaciones observadas se catalogaron como debidas a "distribución"; de hecho la principal conclusión es que:
 "Los problemas de diseño y distribución del quirófano pueden crear barreras para el rendimiento y contribuir a interrupciones en el flujo de trabajo".
Que eso ocurra en quirófanos diseñados hace 30 o 20 años aún me parece asumible, pero que hospitales nuevos de desarrollo "ultramoderno" tengan quirófanos mal diseñados que obliguen a los profesionales a hacer malabarismos para mantener un trabajo fluido indica que no se sabe quien va a hacer qué ni con que equipos tal vez porque no se tiene en cuenta a los profesionales en esta fase... aunque si se trata de "orden" quizás mejor que contratasen a Marie Kondo.


Vídeo sugerido por @manyez




Bibliografía:

1) Palmer G ,Abernathy JH ,Swinton G , et al. Realizing improved patient care through human-centered operating room design. Anesthesiology 2013;119:106677.doi:10.1097/ALN.0b013e31829f68cf

2) Parker SE ,Laviana AA Wadhera RK , et al. Development and evaluation of an observational tool for assessing surgical flow disruptions and their impact on surgical performance. World J Surg 2010;34:35361.doi:10.1007/s00268-009-0312-z
 

SalusOne Let's get the combined intelligence working

I've been talking about "collective intelligence" for a long time. I've benefited from it many times and that's why I started to make use of social network ICT tools.

Thanks to this I grow in a fruitful chaos of contacts, interactions and relationships that fill my hours with opportunities and close spaces to apathy. Undoubtedly the niche where this dynamic is best expressed is Salusplay.

And why is that?


That's clear, isn't it?

Inside this great factory of restlessness has fructified SalusOne 

Under the subtitle "Nursing knowledge in the palm of your hand", a set of training and consultation resources is made available to professionals on knowledge that goes beyond PDF texts.

The professional can choose what to learn and set his pace...


It has multiple resources for his consultation like clinical cases, guides of clinical practice, scales and calculators...

M


But it is the "question" section where this tool shines...


The combination of an artificial intelligence that selects matching answers within a bank of solutions with the support of a large team of experts in various areas related to care provides the user with immediate support for their clinical doubts.

But this development does not end here, because artificial intelligence must continue to be trained so that it knows how to select from "the best available evidence" those that extend the response provided by completing an authentic evidence-based practice cycle by taking the GPC recommendations to clinicians at the right time.

If you want you can get the #SalusOne app here:


💻 *Web*: https://www.salusone.app/
🤖 *Android*: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.salusone.salusone
🍏 *Apple*: https://itunes.apple.com/us/app/salusone-enfermer%C3%ADa/id1455462018?l=es&ls=1&mt=8


Grapadoras 737 max

La enfermería quirúrgica tiene uno de sus principales desafíos en el continuo avance tecnológico y la constante aparición de nuevos desarrollos de productos que ya estaban en uso en su medio; dichos desafío reta a su capacidad de aprendizaje constante pues, como volvimos a ver en #14congresoAEEQ #14AEEQ en muchas ocasiones sólo algunos integrantes de los equipos quirúrgicos reciben entrenamiento reglado relativo a esos avances algo que en mi comunidad tenemos muy reciente tras la compra de varios robots quirúrgicos.

El otro desafío que representa el constante avance técnico y tecnológico es el de ser parte de la cadena de vigilancia de los productos sanitarios realizando las acciones oportunas cuando un dispositivo presenta un fallo afecte o no al paciente concreto en el momento del mismo.

En este blog llevamos desde 2008 abogando por el ejercicio de ese papel por ejemplo al hablar de fragmentos de dispositivos [Galego] y pese a que he criticado que no se dispone de informes cuantitativos fiables como en otros sistemas de salud sigo pensando que es nuestra obligación conocer el sistema de vigilancia de productos sanitarios de la AEMPS y los formularios de notificación de incidentes o el de entrega de producto sanitario a representante de empresa pues es nuestra responsabilidad individual dar a conocer los fallos que los equipos y productos tienen una vez autorizados.
Uno de los grupos de dispositivos más utilizados en los quirófanos es aquel de los que de forma individual o como un grupo insertan grapas o clips en los tejidos (con o sin corte): Las grapadoras.

También hemos comentado en este blog (hace ya 9 años) los riesgos de las grapadoras quirúrgicas que si bien son poco frecuentes (como ilustra la encuesta de Julio Mayol) no dejan de representar una amenaza grave y poco detectable "antes" de emplear el dispositivo.


Lo cierto es que recientemente la FDA ha tomado cartas en el asunto y ha lanzado esta carta a los profesionales sobre las grapadoras y clips de uso interno; en la misma cuantifican la magnitud del problema en EEUU con estas escalofriantes cifras:

Entre el 1 de Enero de 2011 y el 31 de Marzo de 2018 se recibieron 41000 notificaciones sobre estos dispositivos que incluian:
  • 366 muertes
  • 9000 lesiones graves
  • 32000 funcionamientos erroneos.
Así que la propia FDA se está planteando recalificar dichos dispositivos a "Clase II" lo que incrementaría los controles sobre los mismos.


Evidentemente uno no puede obviar hacer un paralelismo con la suspensión de operaciones de todos los vuelos realizados con los Boing 727 Max8 por 2 accidentes graves en los últimos 6 meses que se pueden deber al software de la propia aeronave.



Y es que las comparaciones son odiosas y ya lo decía Richard Branson:


Ahora para cerrar la entrada les propongo que jueguen a realizar una priorización del riesgo de ambos  desarrollos.... ya saben (Frecuencia de presentación)X(nivel del daño)X(capacidad de detección previa).


Un juego solidario

Seamos sinceros; ya sabemos cómo estamos de presión asistencial y como es el concepto de compañerismo que adquirimos desde la formación pregrado y durante nuestra vida profesional y como de alienantes son las rutinas del día a día...

Por favor; resuelve este sencillo "caso" antes de continuar la lectura de la entrada.



La enfermería frente al robot


La verdad es que llevo con esta entrada en "borrador" más de 5 años; es sin duda un tema que causa cierta desazón y muchos pensamientos encontrados; le di vueltas sin que acabara de encontrar una respuesta clara así que traté de tirar de la "inteligencia colectiva" con una pregunta en abierto...
No me acabó de convencer.

La mayoría de los textos realistas no técnicos (económicos o estratégicos) sobre robótica y robótica combianda con inteligencia artificial nos dicen algo así como que
"cualquier labor humana dependiente de un algoritmo de factores finitos puede ser automatizada"
Me he negado a creer que algo relacionado con el cuidado profesional pudiera ser robotizado apelando a que "un robot no puede interactuar con las emociones" y por lo tanto dejaría una parte muy importante del cuidado fuera de su alcance.

Un ejemplo sería el robot que realiza extracciones en cuya documentación dice que es "amigable" además de menos doloroso, más seguro, estable y confortable...


¿"amigable" meter el brazo en algo que te lo aprisiona para hacer la extracción? ¿y el miedo? ¿y mis preguntas?

Pero los robots ya no son sólo esos duros ingenios de metal


La Inteligencia artificial hace ya mucho que responde a nuestras llamadas y "escucha" nuestras preguntas y su aprendizaje es constante y en sanidad ya se usa y también en enfermería. Además puede identificar elementos del entorno y proporcionar respuestas sobre ellos por ejemplo contar el número de personas en una sala e incluso identificarlas.

No sólo eso sino que la tecnología ya está preparándose para identificar las emociones sin que se las digamos... pero ¿sabrá dar la respuesta adecuada?¿lo sabemos nosotr@s?


He aquí un punto de inflexión importante porque si los robots pueden alimentar a los pacientes incapacitados o identificar la posición del paciente en cama con lo que podrían realizar los cambios posturales y al tiempo enviarle mensajes tranquilizadores porque han identificado que siente temor o ansiedad... ¿está cuidando?

VISIÓN

Creo que al final deberemos ser pragmáticos y tendremos que remangarnos e incorporarnos a investigar en robótica "para que no sea usada para el mal". Tengo el privilegio de conocer iniciativas que apuntan en el sentido que veo como correcto; describiendo "los axiomas del cuidado" para a partir de ahí poder realizar modelos, algoritmos que una inteligencia artificial puede interpretar.

Ya vemos robots o autómatas que abordan aspectos parciales del cuidado, como dirían los economistas muy intensos en recursos humanos pero con escaso valor añadido de conocimiento... en un entorno como el desarrollado con un alto porcentaje de población envejecida, dependiente, multimorbida y polimedicada y en un entorno económico con una fuerte tendencia a la restricción debido a la injusticia, la rapiña y el desequilibrio energético estos elementos ofrecen alternativas a las formas de cuidado tradicional y se adaptan al medio del usuario ¿acabarán por ejemplo instrumentando? Creo que (como dijo Chema Cepeda) acabarán operando pero como en tantas facetas del desarrollo humano no se tratará de algo universal aplicable generalmente ni mucho menos accesible para todo el mundo.



#Appsalud a lo loco y a gogó

Iniciamos 2019 con la misma disyuntiva que hasta ahora en este campo, pero con peores perspectivas.


Insisto: no soy un tecnófobo, pero me entristece la aparente falta de visión crítica de algun@s y me enfada la descarada venta de #eHumo por parte de otros.

Mucho hemos hablado en público y en privado sobre el tema; resumiendo las #appsalud están aquí para quedarse y somos los profesionales quienes debemos orientar a los usuarios pero ¿sabemos?.

Es conocido que ya hay #appsalud por encima de nuestras posibilidades porque se trata de un próspero "nicho de negocio" al que cada vez se lanzan más grandes compañías y que seguirá creciendo en línea con la difuminación de los límites entre la asistencia sanitaria y la asistencia domiciliaria que traerá nuevos actores al "mercado" del sector de salud.

LAS TRAZAS DE LA CALIDAD

Es cierto que desde hace mucho organizaciones privadas como la fundación iSYS, incluso publicas como la Agencia de calidad sanitaria de andalucía ofrecen consejos para orientar sobre la calidad de las #appsalud pero muchas veces los criterios en lo que respecta a la seguridad informática se limita a un escueto "acorde a la LOPD y RGPD europeo".


EL RIESGO

Y es aquí donde entra la sorpresa porque en realidad muchas veces ni quien crea la #appsalud sabe todo lo que esta hace con la información del usuario y por ende no le requiere su autorización; el caso más conocido es el recién publicado sobre el SDK (paquete de desarrollo de software) de Facebook que muchas apps usan para permitir el logueo empleando la cuenta del usuario en esta red social.

Pues bien, el SDK de facebook comparte información con los servidores de FB aunque el usuario de la #appsalud no tenga cuenta en esa red social. La usan, por ahora, para posicionar publicidad pero dada, la reciente reforma legislativa que permite su uso para estudios políticos ¿quien se atreve a vaticinar para qué más se puede usar?.

CAJAS OPACAS

Una app cualquiera una vez instalada en un dispositivo puede adquirir diversos datos (de localización, de actividad, de identidad...) directa o indirectamente y puede compartirlos a servidores que nada tienen que ver con la finalidad de la app.

Esto ocurre porque ahora programar una app es relativamente sencillo, algunos kits lo han convertido en una especie de "juego de cajas" que se van colocando... cajas opacas en su funcionamiento al desarrollador.


El tema es bastante más serio de lo que parece pues son pocas las herramientas desarrolladas para poder conocer toda la actividad que una determinada app realiza al estar instalada (usandose o no) en un móvil. Ojalá el INCIBE ponga alguna de esas herramientas a disposición para poder comprobar qué recursos usa una app.

TEMERARIOS

Así que los servicios de salud deberían de tener cuidado antes de insinuar que los usuarios compartamos "los latidos" con la HCE en primer lugar porque no sabemos con quien más se puede estar compartiendo esa información y corremos el riesgo de que a medio plazo nos adviertan que dejemos de usar apps "de bienestar" de terceras partes como ya se hace con las apps de el tiempo (meteo) y en segundo lugar porque aún desconocemos la efectividad de tal intervención dado que aún no tenemos claro qué nivel de evidencia se ha de requerir a una intervención digital en salud para considerarla eficaz, efectiva, eficiente y segura.