Google+

Una central para mucho y para poco

El tema de la central de compras y de la logística de los suministros quirúrgicos y sus costes es una de las constantes a las que intento hacer un seguimiento aunque no poseo ni el tiempo de leer todo lo que consigo ni puedo obtener información "verdadera" sobre funcionamiento y resultados.

Las entidades prestadoras de asistencia sanitaria que pertenecen a la administración directa ó indirectamente (excluyo a las que 'trabajan para' la administración) constituyen entre el 70 y el 85% del mercado de productos sanitarios (no fármacos) en España. La diversidad de las dimensiones de los centros y su ambito o especialización tiene como resultado obvio que el consumo de ciertos productos y dispositivos sea muy diferente tanto por su variedad como por el volumen del mismo. Elaborando el catálogo del almacen de la FH Verín manejamos como referencia el catálogo del H. "Son Dureta" de Palma y pude comprobar en mi tiempo lo absolutamente diferente que son, bajo ese prisma, dos centros que; desde fuera, parece que sólo se diferencian en el número de camas.

Desde hace algún tiempo las diferentes administraciones sanitarias de las CCAA han adoptado diversidad de estrategias que, con el fin de controlar los costes de los productos sanitarios, han llevado a la creación de "centrales de compras" que, en algunos casos, se limitan sólamente a mediar en el proceso de compra de los centros cerrando el catálogo de los productos adquiribles y encuadrandolos dentro de una horquilla de precios (Concursos de Determinación de Tipos CDT); en otros casos se ha conseguido centralizar de modo efectivo el proceso de compra aunque desconozco si se producen fallos en la distribución que es, a mi entender, lo más delicado de este modelo. Antes de seguir, debo puntualizar para los menos habituados que en la estructura administrativa cada centro sanitario constituye un 'centro de gasto' lo que dificulta juridico-técnicamente la puesta en marcha de procesos de agregación (me gusta más esta palabra que 'centralización') de adquisiciones.

Es evidente que dada la importancia cuantitativa del 'comprador público' si se focaliza en un único proceso la compra de productos comunes a todo el sistema (fungibles y no fungibles) se deberían obtener importantes ventajas fruto de la posición de cuasimonopolio que se ostentaría, los "descuentos por volumen" son una faceta de esas ventajas, pero existen otras financieras y logisticas que no se deben dejar de lado.

Yo trabajo en un hospital mediano con una cartera de servicios modesta (a mi entender) en la que se encuadran ciertas prestaciones que son puntuales y que requieren tener a disposición materiales y dispositivos que rara vez se emplean, pero que cuando son necesarios deben estar en la cantidad precisa y en perfectas condiciones de uso. Y ahí nos encontramos con los problemas de trabajar dentro de un "sistema sin sistema"; los productos sanitarios tienen una fecha de caducidad marcada en sus embalajes y relacionada con sus números de lote, dicha fecha constituye un plazo máximo para el almacenamiento y el uso de los productos. Algunos productos por sus caracteristicas permiten una única reesterilización siempre que el embalaje original se encuentre intacto y se conserve para verificar el lote cuando se haga uso de él. Otros simplemente se pierden.

Una "agregación" de compras o una "sindicación" de compras podría permitir que ciertos productos se catalogasen dentro de un grupo o epígrafe de "bajo uso" que avisase de su caducidad no en el momento de producirse esta sino 9 meses antes; de modo que se pudiese tramitar su cambio por otro igual con un centro-madre que si hace un uso frecuente del mismo y que realizase el procedimiento de compra para él mismo y para los otros centros referenciados ("sindicados"). El actual desarrollo de las TIC permite la virtualización de la compra desde un punto (el centro de mayor uso) y que se designen distintos puntos de destino de la misma (los centros que hacen menos uso). El problema queda para los flujos presupuestarios, pero no dudo que se pueda resolver y que el centro comprador obtenga "otras ventajas" que le compensen cargar con el peso financiero y administrativo de un sistema así. El mismo sistema, pero referido tambien a la agregación de volumenes se podría emplear entre niveles asistenciales (AP Y AE) lo que tendría la ventaja añadida de que los profesionales de ambos niveles (y de los servicios de emergencias de la zona) dispondríamos del mismo catálogo y de los mismos productos/marcas (con las mismas conexiones e implementaciones de seguridad etc.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Normas de Publicación de Comentarios:

1.-Non se aceptarán comentarios que non teñan relación coa temática tratada neste blogue e o artigo en cuestión. Para comentarios de índole xeral empregar outras canles.
2.-Prefírense os comentarios asinados ainda que se permiten os anónimos. A educación e o respeto son imprescindibles porén a confrontación argumental que poida existir. Non se publicarán descualificacions ou insultos aínda que o autor se identifique.
3.-Si o teu comentario non se publica ó cabo de 48 horas podes porte en contacto polas vías alternativas; asemade si sufres atrancos técnicos.

Gracias pola túa aportación
Gracias por tu aportación
thanks for your input