Google+

No es lo que les decimos Es lo que comprenden

No soy docente cualificado ni experto en educación sanitaria y mi experiencia profesional principal se ha desarrollado en quirófano por lo que comprendería que a algunas personas les parezca un atrevimiento lo que voy a comentar.

Forma parte de mi diario quehacer la realización de las comprobaciones prequirúrgicas tanto respecto a los equipos como con los pacientes que se van a intervenir en dichas comprobaciones no será la última vez que encontremos incidentes respecto al cumplimiento de las instrucciones previas por parte de los usuarios: Ayunas, retirada de objetos, ajuste de medicación anticoagulante/antiagregante... Decir que "eso le corresponde a la planta" (en el caso de los pacientes ingresados) es tener la visión cultural de la vigilancia y el castigo; algo que es poco útil si se piensa en el medio y largo plazo.

Lo cierto es que uno de los mantras que corre entre los profesionales es el que reza: "tú les dices lo que tienen que hacer, pero luego hacen lo que les da la gana"... y los estudios demuestran que hasta un 80% de la información que reciben los usuarios es olvidada casi de inmediato (1) y entre el 40%(2) y el 50%(3) de la información que retienen es incorrecta .

Algunos de estos errores tienen su origen en que damos por supuesta cierta "alfabetización en salud" de los usuarios (los etiquetamos por "la pinta" o por el vocabulario que emplean), otros se sustentan en que no se dispone de medios de apoyo, otros se deben a que quien se supone que tiene que dar la información tal vez no disponga de tiempo para ello pero tampoco delega explicitamente esa labor en otros profesionales cualificados para ello... pero el principal factor que condiciona esta clase de errores es un fallo en la metodología de comunicación con el usuario.

No se trata de "examinar" al paciente sobre lo que le hemos explicado sino de examinar que tal nos hemos explicado nosotros para ese paciente... para ello:

*No le pregustes: "¿entendiste?"
*Pídele que te explique o demuestre
*Realiza preguntas abiertas
*No uses preguntas con respuestas SI/NO
*Si has de volver a explicar algo hazlo de una forma distinta a la anterior

Esta metodología se denomina Teach-Back y existen numerosos recursos en internet (4) (5) para aprender a utilizarla; lo que hoy quiero señalar es la tremenda oportunidad que las TIC ofrecen en este campo y cómo "vitaminando" (como dice @manavas21) la información al usuario con la realización de actividades lúdicas podemos conseguir una mejor comprensión de los conceptos acercándonos a la base de esta pirámide...


creo que la posición de la profesión enfermera en el entramado de la atención sanitaria es la ideal no sólo para emplear estos recursos sino para generarlos y es, además, una oportunidad de desarrollo profesional y de empleo.... ¿financiación? H2020 tiene los objetivos estratégicos alineados con estas ideas para más información podéis acudir a la página de la oficina de proyectos europeos del iscii a cuyo boletín os recomiendo suscribiros.

Referencias:
(1)Kessels RP. Patients' memory for medical information. J R Soc Med. May 2003;96(5):219-22.
(2)Anderson JL, Dodman S, Kopelman M, Fleming A. Patient information recall in a rheumatology clinic. Rheumatology. 1979;18(1):18-22
(3)Schillinger D, Piette J, Grumbach K, et al. Closing the Loop: Physician Communication With Diabetic Patients Who Have Low Health Literacy. Arch Intern Med.2003;163(1):83-90. doi:10.1001/archinte.163.1.83.
(4)Teach-Back Training 
(5)Iowa Healthcare Collaborative 

5 comentarios:

  1. Hola Salva:
    Sólo quería decirte que además de ser una entrada ilustrativa y orientativa para hacernos entender como profesionales, usando como aportas las herramientas como la retroalimentación y saber formular las preguntas adecuadas, es una manera de recordar que lo que damos por sabido tiene que ver con la familiaridad al uso diario de nuestro lenguaje especializado, pero la poca familiaridad de los pacientes y de la comunidad, casi siempre. Es decir, la semántica de nuestras palabras sanitarias (vuelvo a insistir en ello), la mayoría de las veces es poco o nada comprensible, pero no porque desmerezca la inteligencia de nuestros pacientes, familia y comunidad, sino estoy convencida, por la falta de familiaridad y uso del lenguaje sanitario (todo muy lógico, por otra parte). Comparto contigo la idea que las TIC y el uso de la gamificación en salud, son también buenas herramientas que ayudarán a hacernos más comprensibles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este post Salva, imprescindible para entender algo que sucede habitualmente en nuestro día. Nuestro error (como profesionales sanitarios) es asumir que los pacientes "hacen lo que les da la gana" en lugar de buscar formas de que esto cambie. Supongo que hacer lo primero es lo sencillo... Un abrazo y nos vemos muy pronto.

    ResponderEliminar
  3. Qué ocurre cuando, ejerciendo la metodología Teach-Back constatas que el paciente te expresa, te transmite información aportada por otro profesional, y aunque viene queriendo decir lo mismo... el paciente no lo entiende así? Si al final te das cuenta que le estás confundiendo más? Qué haríais??

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, qué interesante tu entrada!
    La primera reflexión que deberíamos hacernos como profesionales de la salud, es la situación de estrés a la que está sometido un paciente cuando ingresa en un hospital, un impacto psicológico que le bloquea emocionalmente hasta tal punto que, algo que nosotros deberíamos hacer con total soltura y aún así nos cuesta, ellos son incapaces de hacer, me refiero a la escucha activa.
    Nos faltan estrategias innovadoras para comunicarnos con los pacientes, en realidad, la mayoría de las veces no comunicamos, tan solo informamos y este es el mayor de nuestros errores, pero hay más, cómo asumir que lo que decimos lo entiende, interrumpirle en sus argumentos o dejarle ir sin un plan de acción realizable: qué, cómo y cuándo.
    Y por último un tema pendiente que no se acaba de resolver y es la falta en nuestra formación de una asignatura relacionada con la comunicación efectiva, cosa que generaría mayor adhesión a los tratamientos, más satisfacción del paciente, se reducirían reclamaciones y aumentaría la confianza con el profesional.
    En fin, se me quedan cosas por decir, pero considero que es un tema crucial en nuestra relación con el paciente. Gracias por compartir tus reflexiones. Un saludo
    Gloria

    ResponderEliminar
  5. Y ya para rizar el rizo, no olvidemos los "determinantes sociales de la alfabetizacion en salud", que afectan mucho mas y de manera mas continuada no solo a la alfabetizacion funcional sino tambien a la alfabetizacion critica. Es decir, nuestra charla de 10 minutos y nuestro folleto puede q influyan mucho menos en la toma de decisiones del paciente que otros factores que ni planteamos (...ni podemos resolver)

    ResponderEliminar

Normas de Publicación de Comentarios:

1.-Non se aceptarán comentarios que non teñan relación coa temática tratada neste blogue e o artigo en cuestión. Para comentarios de índole xeral empregar outras canles.
2.-Prefírense os comentarios asinados ainda que se permiten os anónimos. A educación e o respeto son imprescindibles porén a confrontación argumental que poida existir. Non se publicarán descualificacions ou insultos aínda que o autor se identifique.
3.-Si o teu comentario non se publica ó cabo de 48 horas podes porte en contacto polas vías alternativas; asemade si sufres atrancos técnicos.

Gracias pola túa aportación
Gracias por tu aportación
thanks for your input