Google+

El silencio mata, pero se puede tratar.

En 2005 la asociación americana de enfermería en Cuidados intensivos realizó un interesante estudio titulado "El silencio mata"1) (.PDF 1.2 mb) que vino a destacar cómo la falta de comunicación o los errores y mal entendidos se encuentran en gran número de los incidentes y EAs
*el 84 % de los médicos y el 62% de las enfermeras han visto que sus compañeros de trabajo toman atajos que ponen en peligro a los pacientes.
*el 81% de los médicos y el 53% de las enfermeras tienen dudas sobre la competencia de las personas que trabajan con ellos.
*Menos del 10 por ciento de los médicos, enfermeras y otro personal clínico dialoga directamente con sus colegas acerca de sus preocupaciones respecto a seguridad del paciente
Destacan también los datos sobre la falta de capacidad para trabajar colaborativamente (como bien apuntó Tona en su última entrada) que describen un panorama en el que a los fallos de comunicación se añaden problemas bien conocidos sobre abuso de autoridad y falta de respeto.

Pues bien, el pasado día 22 de marzo la misma empresa que publicó ese estudio ha hecho público otro en el que a la colaboración de la asoc. americana de enfermería en cuidados intensivos (AACC) se añadió la de la AORN. Dicho estudio se titula "El tratamiento del silencio2)" (resumen ejecutivo en PDF) y se enfoca a explorar porqué las herramientas de seguridad y las listas de comprobación no son suficientes para salvar vidas.

Se trata de un estudio de doble componente cuantitativo (encuesta validada) y cualitativo (con un "story collector")...
El estudio de más de 6.500 enfermeras clínicas y  gestoras llevado a cabo en 2010 se basa en las conclusiones del estudio "El silencio mata" que reveló que las herramientas de seguridad no tienen en cuenta una segunda categoría de problemas de comunicación: "los no discutibles", riesgos que son ampliamente conocidos, pero no discutidos . Los resultados sugieren que sin el apoyo de médicos, enfermeras y administradores, estas mejoras en el sistema no puede garantizar la seguridad del paciente. Las herramientas no crean seguridad,es la gente la que la hace.
El estudio incluye entre las variables analizadas si las enfermeras clínicas trabajan en instituciones incluidas en el "magnet recognition program" (del que tanto este blog como en cuidando.es se ha hecho referencia) o en el  "Beacon Award Excellence" (Un programa de reconocimiento de la AACC) con resultados significativos.

El estudio realiza una serie de recomendaciones para abordar este "problema de fondo" que, en realidad, marca muchos de los incidentes y EAs en nuestro sistema. A mí la recomendación que más me gusta y que sé que será la más polémica en nuestro medio es la de...
Responsabilidad 200%: Cada profesional del equipo es 100% responsable de seguir las prácticas de seguridad recomendadas y 100% responsable de hacer que los demás sigan esas prácticas.
En relación con esto no sólo está la utilización de las herramientas de seguridad como la lista de comprobación quirúrgica sino, una de las preocupaciones más insidiosas en estos temas de seguridad del paciente; el llamado "Fallo en el rescate" (sobre el que se ha publicado un reciente artículo en PACEs 3)) cuya traba principal es justamente el miedo a la comunicación o la falta de libertad para la misma. Pensad en ello...

REFERENCIAS:


1) Maxfield D, Grenny J, McMillan R, Patterson K, Switzler A. Silence Kills—The Seven Crucial Conversations for Healthcare. Provo, UT: VitalSmarts; 2005.


2) David Maxfield, Joseph Grenny, Ramón Lavandero, and Linda Groah The Silent Treatment Why Safety Tools and Checklists Aren’t Enough to Save Lives (http://www.silenttreatmentstudy.com/)


3) Williams, Kathleen M. Above PAR Care: Implementation of a Failure‐ to‐Rescue Strategy PACEsetterS: January/March 2011 - Volume 8 - Issue 1 - p 31–35 doi: 10.1097/01.JBI.0000395925.85130.7e

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Normas de Publicación de Comentarios:

1.-Non se aceptarán comentarios que non teñan relación coa temática tratada neste blogue e o artigo en cuestión. Para comentarios de índole xeral empregar outras canles.
2.-Prefírense os comentarios asinados ainda que se permiten os anónimos. A educación e o respeto son imprescindibles porén a confrontación argumental que poida existir. Non se publicarán descualificacions ou insultos aínda que o autor se identifique.
3.-Si o teu comentario non se publica ó cabo de 48 horas podes porte en contacto polas vías alternativas; asemade si sufres atrancos técnicos.

Gracias pola túa aportación
Gracias por tu aportación
thanks for your input