¿Sesgo o caos?

Esta semana han coincidido comentarios y difusión de entradas sobre dos aspectos a equilibrar en el necesario avance de la investigación en enfermería.

Por un lado surgía una duda para la que pudiera tener alguna respuesta particular, pero que no es fácil llevarla a cabo. La duda se refiere al conocido fenómeno de la publicación de estudios con resultados "positivos" o simplemente con resultados el "sesgo de publicación" que tiende mantener oculta una realidad tan grande como la materia oscura del universo creando una bruma en la que es difícil valorar los hallazgos... pero ¿cómo está distribuido este sesgo?  ¿es posible que abunde más en ciertos 'canales?




Yo creo que no sólo es posible sino que tiene una explicación.... humana.

Está claro que en eventos en los que el resultado de la investigación se va a exponer directamente por parte de sus realizadores no parece el medio más propicio para exponer un estudio "sin resultados" aún tratándose de un estudio con un diseño consistente o de un evento enfocado en diseño de investigación.

Podría decirse que son los comités científicos de publicaciones o eventos los que acentúan este fenómeno con un sistema de selección que prima los estudios "con resultados" sobre todo en el caso de las publicaciones pues cabe más posibilidad de que un estudio con resultados sea citado (parece, pero tampoco tiene porqué ser) lo que elevaría el FI de la publicación; pero en lo que respecta a los eventos presenciales ¿se trata de agradar/enganchar a la audiencia?

Así que tampoco se puede achacar ese mayor sesgo de publicación a los comités científicos de los eventos... ¿o si? Seguro que existe alguna publicación que estudia las normas de los congresos y que puede dar luz sobre esto, pero ¿vosotros cómo lo veis? Tanto como ponente como en la silla de asistente no parece una sala de comunicaciones orales el lugar para exponer un estudio que "no tiene resultados" ¿aunque esa misma ausencia de resultados resultase destacable?

Y ahí enlazo con el otro aspecto que esta semana me ha llegado por varias vías en forma de ¿es necesario lo que vas a publicar? Ha de serlo tanto en un sentido como en otro; no sólo los estudios sin resultados pueden resultar redundantes sino que los estudios con resultados pueden ser insignificantes a la hora de aportar conocimiento... y sin embargo el sesgo existe.

Estamos pues; como en muchos otros aspectos en un tema de equilibrio entre la reiteración de lo publicado y la ausencia de estudios "sin resultados" que se 'enfrenten' a los estudios que aseveran que tal o cual intervención es efectiva dañando la imagen de la realidad que se obtiene al revisar literatura sobre un tema.

Mis datos, sus datos nuestros datos

-¿Pero otra vez tú hablando de aplicaciones para dispositivos móviles?
-Si, es algo que me inquieta por las grandes oportunidades que ofrece y los tremendos peligros que encierra
-¡¡¡Pero si en tu centro lo más cercano al uso de las apps es el "mancontro" de la guardia!!!
-La verdad es que no soy informático ni trabajo en la gestión directa de las aplicaciones de mi servicio de salud más allá de la gestión de usuarios...
-Entonces ¿qué tanto tienes que decir?
-Pues básicamente que no por mucho repetir un mantra este se va a hacer realidad...

Las apps están aquí y están para quedarse por múltiples motivos, pero principalmente por ser la pieza clave de una estrategia de negocio de varios grupos de interés y porque con su sencillez de manejo y aparente asequibilidad de precio llega a un gran número de usuarios.