Google+

Equilibrio en la PICC #FlebitisZero

Cuando tratas de cerca con las compañeras sobre el tema del uso de las vías intravenosas a colación del proyecto Flebitis Zero en seguida surge en la conversación el uso casi exclusivo y excesivo de las vías periféricas en algunos pacientes con escaso capital venoso por diversos motivos o en los casos en los que ya es previsible que la duración o la "agresividad" de los tratamientos van a causar un grave daño a ese capital venoso.


Vía tipo Midline
Como quiera que el propio algoritmo propuesto en el proyecto incluye una clara recomendación para la inserción de PICC (también de MidLine o línea media) la pregunta en los hospitales/unidades que no tienen normalizado el proceso de decisión y estandarizado o protocolizado la inserción de estos accesos es inevitable ¿y aquí porqué no...?

Han de tenerse en cuenta varios factores en la difícil ecuación de organizar un proceso de decisión que implica a clínicos de varias disciplinas de diferentes equipos tanto hospitalarios como de atención primaria sino queremos acabar confundiendo a los profesionales y "mareando" al paciente.

1) Pese a que exista un algoritmo de ayuda a la toma de decisiones y esté basado en las mejores pruebas disponibles la decisión deberá ser un proceso individualizado según las circunstancias clínicas del paciente que tenga en cuenta en lo posible sus preferencias.

2) Cuando se implanta una solución operativa para dar cobertura a un problema como el daño al capital venoso no se pueden obviar los riesgos que las soluciones propuestas conllevan por lo que se ha de mantener cierto control sobre las condiciones de insercción de estos dispositivos limitando la misma a profesionales con formación y práctica tutorizada suficiente al mismo tiempo este conjunto de personas ha de estar distribuida temporal y espacialmente para asegurar una disponibilidad equitativa para los pacientes que necesitarían dicha técnica.

3) Dado el tamaño de algunos centros o áreas de salud y la dificultad de calcular a priori el volumen de accesos vasculares de este tipo que serán necesarios aún usando datos indirectos (como el nº de tratamientos que conllevan la indicación dispensados en el último año o el número de vías centrales insertadas a pacientes hospitalizados para estos tratamientos) es de esperar que las soluciones difieran entre los mismos y evolucionen a lo largo del tiempo conforme a la necesidad; donde se debe hacer énfasis en en conseguir siempre los mejores resultados para los usuarios. Será necesario que cada centro realice su propio análisis de barreras y ventajas para organizar su respuesta a este reto.

4) Tal y como señalamos en el punto 3 la formación y la práctica tutorizada (curva de aprendizaje) son fundamentales no sólo al inicio de un proyecto así sino de forma continuada en el tiempo para asegurar el relevo de los profesionales y la prestación de la asistencia siempre que se ha programado.

En la toma de decisiones se pueden tener en cuenta otros dispositivos como hace el proyecto MAGIC aunque este sólo tiene en cuenta la duración propuesta del tratamiento.


O este otro que incluye el pH del tratamiento al tomar estas decisiones pero que sigue promoviendo el remplazo de los catéteres cortos periféricos algo que no apoya la evidencia disponible.


 
http://www.ogasun.ejgv.euskadi.eus/r51-catpub/es/k75aWebPublicacionesWar/k75aObtenerPublicacionDigitalServlet?R01HNoPortal=true&N_LIBR=051910&N_EDIC=0001&C_IDIOM=es&FORMATO=.pdf
Por último argumentar a favor de que seamos profesionales de enfermería (con la formación y la práctica señalada) quienes realicemos la técnica de inserción de los PICC no solo la posibilidad de flexibilizar algo más los horarios y días sino también que resulta eficiente según el análisis realziado por la gente del área integrada de Álava publicado recientemente bajo el auspicio del ministerio de sanidad.

Sus conclusiones, que podeis leer en la imagen inferiro, no dejan de "marcar tendencia" al incluir en su análisis los costes de los cuidados en AP dejando clara la necesidad de articular una continuidad asistencial y con ella una buena comunicación para asegurar los mejores resultados.





#FlebitisZero 2017


http://flebitiszero.com/site/
En este momento enfermeras de 40 hospitales de toda España inician la recogida de muestras de un nuevo "corte de incidencia" del proyecto Flebitis Zero.


Se trata ya de un grupo numeroso de hospitales y profesionales que añaden a su labor diaria en esta misión...


...los objetivos de este proyecto:


Es estimulante ver el nombre de tu centro en la lista de los implicados, pero os aseguro que aún lo es más percibir la impliación y el compromiso de tod@s los participantes para realizar una recogida de datos rigurosa y de calidad.


Es evidente que los créditos de formación y el diploma de reconocmiento de participación en el proyecto no son "pago" para la tarea añadida de cubrir con rigor un formulario extra para cada vía periférica que se inserta, para registrar según el criterio establecido en cada unidad los cuidados diarios realizados o para dejar constancia de la retirada de la vía y sus caracteristicas; pero son las herramientas que el sistema administrativo deja a nuestro alcance por ello escribo esta entrada como reconocimiento personal a priori.


Puede resultar curioso que para establecer el "criterio de resultado" del catéter periférico corto se use una escala establecida en los años 70 pero que es tremendamente práctica y de fácil aprendizaje y asimilación: La escala Maddox a la cual se le añaden las recomendaciones correspondientes a cada grado observado.

Pero si hablamos de recomendaciones quizás lo importante del proyecto flebitis zero sea el nivel de las evidencias que respaldan las recomendaciones del proyecto.


Y como no, queda mucho camino que recorrer porque el objetivo final es establecer este algoritmo para la farmacoterapia intravenosa que, como se ve, no se queda en el catéter venoso periférico porque las evidencias apoyan un abordaje multimodal como el planteado.


Tenemos aún flancos abiertos como las recomendaciones de tratamiento en caso de flebitis o las recomendaciones concretas a seguir durante la implantación de las líneas media o PICC o establecer si son necesarias recomendaciones particulares para pacientes pediátricos y el reto de mantener las recomendaciones del proyecto actualizadas según las evidencias que vayan surgiendo incluídas las propias.

Pero hay un buen equipo en ello y una buena coordinación así que se puede ser optimista pues este gran proyecto de cuidados tiene motivos para mirar al futuro con confianza.

¿Es el mundo enfermeril 2.0 MASCULINO?

Pilar Rodriguez Baz ( +Pilar Rodriguez  @PilarRBaz ) me ha enviado este texto sobre un tema que hemos discutido recientemente en twitter.


Ayer estaba navegando por twitter cuando mi atención se dirigió hacia un mensaje que a mi parecer mostraba la realidad que nos rodea. ¿Es el mundo de la enfermería 2.0 masculino?

Ciertamente el ranking de enfermeros tuiteros más seguidos así lo demuestra : @SerafinCuidando ;@ChemaCepeda; @Ebevidencia;@soriano_p;@uciero;@carlosnunezo;@PauMatalap ;@josemaenfermero ... son los primeros nombres que me vienen a la cabeza, pero la lista es larga.



Y ante esto yo me pregunto:

¿Acaso ellos venden más?
¿Por qué son más visibles?
¿Quizá estemos menos preparadas o tenemos menos tiempo porque nuestras prioridades son otras?
¿Su ambición es mayor?
¿Son más activos?  o 
¿Es el propio atractivo de algunos twitteros el que nos atrae como abejas a la miel?

Sea cual sea la razón da que pensar. 

Socialmente siempre se ha establecido que la mujer esta hecha para el cuidado (hogar, niños ancianos...)por lo que al final esos roles se institucionalizan. 
El estereotipo masculino valorado siempre positivamente nos muestra individuos triunfadores , desarrollando actividades importantes que les confieren poder. Y aunque la historia ha demostrado que poco a poco estos valores se están igualando personalmente creo que los conceptos de genero e igualdad depende del entorno mas cercano, es decir de la influencia social .

Quizá años atras Virginia Henderson , Florence Nightingale, Dorothea Orem , Peplau y Calista Roy fueran las influencers del momento, sin embargo a día de hoy es el entorno masculino el que sobresale.

Pero no sólo se reduce a los medios sociales. Durante los años de mi aprendizaje como enfermera he observado y sentido diferencias de género. Y cada día me surgen más dudas. 

¿Por qué se ha reconocido más la labor del practicante que la de la enfermera?

¿Por qué los enfermeros a pesar de ser menos consiguen más rápidamente puestos administrativos, docentes y de investigación?

¿Por qué muchas instituciones enfermeras españolas están presididas por enfermeros siendo una profesión mayoritariamente femenina? 

Todas estas preguntas podrían ser respondidas con distintos enfoques , sin embargo, el progreso de nuestra profesión tendrá que ver en cómo abordemos el tema del género manera individual.