Manifiesto de La Fresneda

Quiero explicar mi tardanza en manifestarme respecto a esta tristísima situación más allá de mis problemas de tiempo personales en mi incredulidad ante lo que intuía. Hasta que no he leído las noticias y entradas relacionadas con ello no me lo he acabado de creer.

Defender lo indefendible pero aparentar que se defiende el servicio público "de calidad"; esa parece ser la consigna de algunos a los que no basta con tener a la gente 21 horas haciendo cola para participar en una infrabolsa de empleo sino que, por lo que se ve, les molesta cualquier iniciativa que saque a la sanidad pública de su falta de acción respecto al cambio de comportamiento de los ciudadanos para con su salud.

Me adhiero al "Manifiesto de La Fresneda" y espero que mucha más gente lo haga y que ese tipo de iniciativas se mantenga donde las hubiese (que seguro que las hay en más sitios) y que se extienda a otros... no es lógico que instalaciones que nos cuesta dinero de nuestros impuestos construirlas, financiarlas y mantenerlas sólo se aprovechen un porcentaje tan pequeño del tiempo.


De efímero a persistente

El pasado día 19 la gente de Cuidando.es lanzó la idea de twittear sus entradas más notables bajo el hashtag #rememberpost como un modo de reivindicar la incipiente "producción bibliográfica" de los blogs de enfermería en España. Al día siguiente algunos de vosotros recibisteis un DM que decía así: 


Y si hacemos  de las entradas de otros? 

Luego las cosas se me fueron liando y no pude concretar más, pero si que fue cundiendo la idea y el hashtag tiene "vidilla". Como seguía muy liado dejé un comentario en la entrada original amenazando con este mail.

Bien; se trata de "poner en valor" entradas de blogs y de que ese valor pase de lo efímero e instantáneo a algo con más persistencia temporal que pueda ser encontrado por quien busque bibliografía sobre un tema de enfermería. Entonces el hashtag se nos queda corto y necesitamos algo como un "banco" de entradas y ya de puestos a ello una manera de clasificarlas por palabras clave (con su tesauro correspondiente que NO hay que inventarse)... vamos, que dándole vueltas ¿porqué no crear una página de citas bibliográficas de entradas de blogs de enfermería?

El problema está, claro, no tanto en gestionar un espacio así (un google site podría bastar) como generar las citas concretas en formato reconocible por los buscadores. En fin, que la idea es pero que muy interesante, pero quedan demasiadas cosas 'serias' por definir para llegar a buen puerto... o es posible que alguien ya lo esté haciendo y yo, en mi ignorancia supina, no lo sepa?

Otra alternativa 'latente' sería una especie de menéame de entradas de blogs de enfermería en el que más allá de una 'seria' cita bibliográfica se pudiese aquilatar la difusión de una entrada concreta (etiquetada según su temática) mediante el conocido sistema de votación de dicha web.

Bueno; mientras todo esto cristaliza creo que continuar con el hashtag es una buena forma de dar a conocer entre la creciente población enfermera de la red esas entradas de "hace tiempo" que tienen mucho que aportar.

La soledad del momento del NO

Ya comenté alguna vez por ahí que un gerente que tuve* decía que a lo que más temía un administrador sanitario era a los que "empuñaban el boli" porque ellos son los verdaderos decisores del gasto. Sin entrar a desentrañar semejante media verdad y curándome en salud os recuerdo que si bien las playas están hechas de granos de arena, en nuestra playa alguna arena proviene de rocas que alguien decidió exponer al embate del mar. Y ello por no hablar de programas de publicidad de todo tipo o programas de "prevención de salud" que de eso ya trata la página del sistema epidemiológico de vigilancia de alertas de chorradas medicalizadoras.

Lo cierto es que todos los días y en casi todas las situaciones los profesionales sanitarios actúan con mayor o menor conciencia como decisores de gasto y lo innegable es que la llamada "sostenibilidad" del sistema sanitario tiene uno de sus focos de combate en estas microdecisiones señalando acusadoramente a los profesionales sin ofrecer el apoyo suficiente tanto normativo como institucional en los puntuales momentos en los que se les pide que digan que NO.

Ejemplos hay a miles pues, como expliqué, son decisiones que se toman a diario y en muy diversas circunstancias, pero con una característica común a mi modo de ver: La soledad.

Llega el momento de explicar las opciones que tiene el paciente, de dar recomendaciones, de indicar/prescribir... llega el momento de NO hacer el volante, la receta, el papel que sea y allí está el profesional con el paciente (con o sin acompañante) tratando de rodear la cuestión, buscando argumentos o quejándose de lo que 'no me dejan hacer', razonando, discutiendo (o no) afligiéndose con el usuario o indignándose por su insolidaridad, buscando alternativas, luchando...

Decir que NO para evitar no se sabe qué para no se sabe cuando en un momento en el que se puede decir que SI y evitar conflictos instantáneos... eso es lo que requiere de los profesionales responsables con su sistema.

Visualizar, en cifras, las consecuencias de las decisiones pasadas no ayuda mucho y obliga a un tedioso esfuerzo administrativo; proyectar al futuro las cifras de tal o cual decisión tomada sistemáticamente (por ejemplo poner ambulancia a todas las altas) puede resultar llamativo pero no ofrece argumentos para ese "momento de soledad".

No, no hago esta entrada para exponer ninguna genial idea que resuelva esta vieja cuestión, sólo que me he acordado de cómo de lejos están unos escritorios de otros... semánticamente tiene su aquel;  a uno le llaman despacho y a otro consulta.

Por cierto, que en este tema la enfermería se encuentre embarcada al mismo nivel de importancia (cualitativamente todas las negativas valen lo mismo) no deja de ser indicativo del "nivel de prescriptor" que tenemos aunque este no se encuentre reconocido (suficientemente) otra cosa es que much@s de los que reivindican la prescripción enfermera olvidan esta faceta de la responsabilidad.

*Una persona a la que no le gusta nada que se le recuerde lo que decía... de hecho me bloqueó en twitter porque le recordé que el también decía que "la estadística (usada sin rigor) es el arte de manipular los datos para que digan lo que quieres".

Pesimismo o optimismo respecto al checklist?


Acabo de twittear el primer avance de resultados (PDF) de la encuesta realizada por la agencia de seguridad del paciente británica dentro de su campaña "Patient Safety First" y no deja de alarmarme pensar que el "efecto sodoku" está más extendido de lo que creemos.

Aunque únicamente un 11% de los encuestados ha completado el formulario (una muestra de 98 individuos, un tercio anestesistas -Apenas 8 enfermer@s-) de estos el 83% (N=81) ha señalado el listado de comprobación como "un ejercicio de completar casillas y no como una herramienta de mejora de la comunicación".

Esto es un problema grave, muestra claramente lo que hemos venido comentando y es que la implantación 'a machete' (como demuestra el 72% de respuestas que indica que el checklist se hace en el 100% de los casos) no garantiza que ocurra un verdadero cambio cultural que sustente el uso inteligente de cualquier mejora en el ámbito de la seguridad.

Me llama poderosamente la atención que una cuarta parte de los encuestados manifieste que, además de los 3 tiempos de la lista de comprobación, se realizan reuniones de equipo pre y post intervención. Dado que se trata de datos "por individuos" y no "por centros" o "tipo de centro" no se puede deducir cuan extendida está esta práctica o si únicamente se aplica en cirugías más complejas.

Tendencias:

Si los resultados "cuantitativos" sustentan cierta preocupación; creo, a mi humilde entender que las respuestas a las cuestiones abiertas delinean un trasfondo de optimismo.

Se reconoce que la implicación de cirujanos y anestesistas con la realización de "la parada" está mejorando, se señalan oportunidades de mejora como la adaptación al entorno del paritorio, la realización de audits y grupos de focales de mejora; también realidades: Lo complejo de implementar su práctica en "los tiempos" quirúrgicos y, como no, peligros: Demasiada orientación a la cirugía general, Modelos específicos implantados sin adaptar a los centros, renuencia por parte de algún grupo de profesionales, planes de implantación mal realizados, tendencia a una rutina de realización incorrecta pasando de una mecánica de "coordinador pregunta- profesional responde" a una "autocumplimentación".

Creo que hay que seguir implicandose en confección de una herramienta que resulte útil, compartiendo tod@s un punto de vista común respecto a qué se quiere conseguir con su introducción, confeccionando guias claras de qué significa cada respuesta y porqué se introduce cada pregunta en el listado, realizando seminarios o talleres para aclarar dudas y 'captar' problemas... hay que seguir trabajando sin creer que 'soltar' un papel se suficiente.