Comunicación interna 2.0?

En un curso reciente sobre comunicación corporativa 'asalté' al ponente con las frustraciones sufridas en materia de comunicación interna en este tiempo de "intermedio"...

Evidentemente tengo mis impresiones al respecto; a saber: El trabajo a turnos dificulta la comunicación, sobre todo la verbal, pues; en caso de no disponer de autorización implícita del profesional para contactar de modo particular cualquier tipo de comunicación se debe dejar para el momento en el que ese profesional coincida con el intermedio (en un turno o en un cambio de turno). Esto tiene implicaciones para la comunicación en ambos sentidos y representa un verdadero problema.
El concepto de autonomía profesional diluido y confuso alrededor de las actuaciones del mismo respecto al paciente, sus derechos laborales y las obligaciones profesionales e institucionales dificulta que se entienda que, en ciertos aspectos, la comuncación de un cambio basta para dar el cambio por implantado mientras que en otras ocasiones lo que se quiere es que el profesional exprese sus ideas al respecto ayudando desde su óptica a mejorar el aspecto planteado.
La ausencia de una cultura de comunicación interna formal/informal y del entrenamiento suficiente tanto en el manejo de las herramientas de comunicación como en lenguaje y la escucha activa limitan las capacidades de quien se comunica.

Decía este profesor que SI, que se pueden implementar herramientas 2.0 para la comunicación interna en una unidad/servicio... yo le rebatía con nuestra actual carencia de estructura física para ello (en el centro de trabajo), con nuestra actual carencia de conocimientos/habilidades en TIC, con nuestra media de edad... pero el insistió... hasta abrir brecha.

Pero las herramientas 2.0 para la comunicación tienen unas reglas de juego muy claras que hay que estar dispuesto a asumir, una de ellas es que: EL MEDIO ES EL MENSAJE y que UNA VEZ EMITIDO EL MENSAJE DEJA DE PERTENECER A SU EMISOR...

Cuantas unidades tienen un blog? hombre yo tengo enlazado uno (o dos?) que si bien no lo escribirán tod@s los de la unidad si que la mencionan y hablan de sus vivencias... así que servirían para que "quien quiera escuchar que escuche"... por otra parte, como dijo también el ponente: QUIERAS O NO YA ESTÁS EN LA RED así que es mejor adelantarse que quedarse quieto.

No ollo do furacán

O lugar da calma no trebón....



Unha dimisión por discrepancias, once mandos intermedios que dimiten en cadea, unha dirección provincial que acepta coñecer o problema e un sindicato que apoia a decisión e os seus motivos...éngadaselle antecedentes da dimisionaria no sindicato, paz social plena previa para saber que isto semella só ter escomenzado.

Nós, eiquí ó ladiño dentro do ollo do furacán... non corre unha gota de aire... ou si?

Lectura de la referencia.


Por desgracia, en mi centro no hemos llegado a tiempo a esta iniciativa; creo que es un homenaje sencillo y a la vez con un gran impacto dada la amplia difusión alcanzada.

Yo dispongo de esta edición; comprada en la visita que realizamos al museo de Florence en 2008...

 Visita que sigo recomendando encarecidamente y que es muy sencilla de realizar; basta cruzar el puente sobre el Tamesis justo al lado de los edificios del parlamento.

Ya en su momento comenté que me sigue pareciendo un libro visionario; es por ello que su lectura me parece oportuna ahora que la tecnología y la crisis parecen amenazar la esencia del cuidar...o no.

Nuevos patrones para el siglo XXI

La verdad, es que creo que SI; que hace falta poner en duda lo que consideramos normal o por lo menos volverlo a medir en la población actual y con los métodos de ahora; no puede ser que sigamos usando como patrones de "normalidad" tenga un origen lejano en el tiempo y en el marco socio-cultural o que los instrumentos con los que actualmente realizamos pruebas y mediciones puedan afinar más y no seamos capaces de aprovecharlos.

Este estudio elaborado en Australia; Definición de los objetivos de presión arterial ambulatoria para el diagnóstico y tratamiento de la hipertensión en relación con la presión arterial clínica servirá a sociedades científicas y a profesionales a la hora orientar sus criterios diagnósticos y terapeúticos...

Claro que un estudio sólo no constituye una fuente de la más sólida evidencia y que, no en todos los caso, serán las sociedades científico/profesionales las que otorguen rango de patrón a un conjunto de cifras sino que son las autoridades públicas las encargadas de marcar la pauta.

Es el caso de la EFSA que es la Agencia europea de seguridad alimentaria y que acaba de publicar la serie de valores de referencia para la ingesta de nutrientes; una información que más pronto o más tarde se deberá integrar en los planes de salud que los profesionales aplicamos con nuestros ···"usuarios" y en las recomendaciones que diariamente les damos, eso si; adaptadas al medio local y a las costubres de cada zona.

Liderazgo y dirigir no concuerda siempre.

Leyendo el artículo de Susan Niemeier en PSQC sobre el liderazgo en enfermería caigo en seguida en la cuenta de que en toda su digresión sobre la participación y el liderazgo de la enfermería a la hora de analizar y mejorar la seguridad y calidad de la atención en los hospitales no menciona ni una vez a los directivos.


Y es que cuando el liderazgo de enfermería se extiende a todas las unidades y servicios es cuando mejor se comprueba que la enfermería puede ser partícipe en el diseño de sistemas más seguros y eficaces de prestar atención sanitaria.

Incluir a la enfermería no tanto a nivel directivo como a enfermeras líderes en los procesos de diseño y toma de decisiones en lo referente a cuestiones clave como el diseño de las zonas de trabajo o la plataforma de TICs que se ha de implantar ayuda a que los sistemas y áreas desarrolladas se integren mejor y más rápidamente en los flujos de trabajo.

La participación de enfermeras líderes en el diseño o rediseño de procesos ayudará a centrarlos en el paciente asegurando la calidad y seguridad y su integración con lo que ya existe en las unidades de atención.

Pero, ¿cómo y dónde encontrar esa enfermería líder? Las rígidas estructuras de la administración sanitaria entienden poco de “empoderamiento” (mala traducción de empowerment, lo sé) y mucho de comisiones, actas e informes. Y nuestro sistema laboral nunca aprovechó las continuas reducciones de los horarios laborales para introducir “tiempos dedicados a…” como una especie de créditos horarios que deben cubrirse pero que no consisten en labor asistencial ‘pura’.

Comenta el artículo dos aspectos interesantes. Por un lado el de aquellas unidades que realizan estudios de tiempos y movimientos en los que se llega a la espeluznante conclusión de que las enfermeras sólo pueden dedicar a la labor asistencial directa un 20% de su tiempo de trabajo; pero la cosa no para ahí, porque además se enuncian soluciones a modo de “proclamación por el cambio”.

De la otra iniciativa ya he realizado algún comentario; se trata de Magnet un sistema de reconocimiento mediante auditorias que acredita a los centros que prueban que su enfermería obtiene unos resultados excelentes en los pacientes a los que presta cuidados y un alto nivel de satisfacción entre su personal.

Ya me gustaría que el CGE alternase la cantinela de ¿prescribes diariamente? Por otra como ¿mejoras diariamente? Seguro que la lluvia de ideas que aportaría la enfermería sería torrencial…¿será eso a lo que temen?.

Pago simbólico, factura sombra y coste de oportunidad.

Parece que la crisis ha activado a la reflexión a los grupos mediaticos participados o no y se han lanzado a la redacción, perdón, piscina.

En los últimos días han publicado artículos de fondo con algo de investigación periodistica y entrevistas a personas clave conocedoras de diversos aspectos del SNS aunque no me gusta el entorno apocaliptico del tema he de reconocer que el debate parece sincero y abierto.

El caso es que una de las recurrencias en artículos y entrevistas es el "pago simbólico" (alías copago B) método que ya comenté se puso en marcha en Portugal y que ha tenido que ser reformado. Parece que es la medida estrella de actuación sobre la demanda sin que esto responda de verdad a un análisis de dónde, cómo y cuando se generan esos picos de "demanda innecesaria" ni en definir y cuantificar a ese moustro de 1000 cabezas que es el "despilfarro".

El caso es que esto del pago simbólico enlaza con el absoluto desconocimiento del coste de servicios y productos que tienen, en general, los usuarios de la sanidad pública y con la falta de conexión entre la necesidad de esas atenciones y productos y el pago de impuestos/cuotas actuales y futuras para su sostenimiento (otro error es pensar que lo que se pagó en el pasado sirve para justificar cualquier gasto futuro). La factura sombra fue (y seguro que en algún sitio se sigue haciendo) empleada para transmitir al usuario la sensación de cuantificar económicamente lo que recibía del SNS; pero, creo erroneamente enfocada a hospitalizaciones.

En cambio, un método de mejora y coresponsabilidad que sí tiene que ver con las actitudes de los usuarios hacia lo que el SNS les oferta no se ve por ninguna parte. ¿a ningun@ os ha parecido fatal que un paciente no se presentase a una cita/prueba/intervención sin avisar ROBANDOLES a otros ciudadanos la oportunidad de ser atendidos en ese CARISIMO espacio de tiempo? No es exactamente la definición de coste de oportunidad (que es aquel de cada una de las elecciones clínicas que se realizan) pero me gusta llamarle así. Al caso, en Dinamarca SI cobran por esto. Usted tiene cita, no puede/quiere acudir y no la anula con la antelación que permita atender en ese hueco a otra persona: usted paga INTEGRO el coste de esa prestación que ha despilfarrado.

No sé si esta campaña tendrá que ver con cosas que se van a consensuar en el pacto sanitario para presentar como necesarias reformas que se han pactado 'in pectore' pero que nadie se atreve a proponer en voz alta.

La escalera hacia la seguridad

Hace unos días pude leer un tweet que decía, no sin retranca... ¿porqué el aumento de notificaciones de seguridad es visto positivamente por el NHS? a raiz de un artículo en BMJ.

Lo cierto es que tenemos que ser conscientes y consecuentes de desde donde partimos y de la "evolución natural" de un sistema de cualquier tipo. A estas alturas no creo que nisiquiera las personas que están realizando su formación pre-grado no sean conscientes de la espeluznante facilidad con la que se puede hacer daño (siempre involuntariamente) a un paciente en un trabajo complejo como el nuestro; lo que nadie parece explicar es como 'traducir' en cifras ese riesgo y desde luego, nadie les explica que si el riesgo es "del sistema" sistemática debe ser la solución y no instituir un oscurantismo medieval.

Pasar del silencio a la notificación aunque tan solo sea de los "casi" (me gusta llamarle así) que son detectados por 'la última barrera' es un primer pequeño paso; como hacer conscientes a las enfermeras (esa 'última barrera') de que notificar es el camino correcto y que no notificar acaba causando más daño que una notificación que "no es tenida en cuenta" es cuestión de algo más que una charleta (o sesión, o speach o como le llameis) y, todos lo sabemos, necesita retroalimentación.

Así que mientras nuestros vecinos británicos van hacia un sistema OBLIGATORIO (desde el día 10) podemos esperar cuchicheando por los pasillos:"aquella no hizo...", "este se olvidó....", "se puso a tal y no a cual..." y dejando que la marea siga subiendo, pero entonces no digamos que nos preocupan los pacientes o si lo decimos hagamos vida monacal con ellos 24h, 365 días al año...sólo tú trabajas "bien" pues quédate tú solo a ello... no es el enfoque, ¿verdad?. Somos un equipo y una cadena: Un sistema que tiene fallos en sus engranajes y sólo los va a solucionar si los conoce.

Una vez que "despertemos a la bestia" lo DESEABLE es que exista una avalancha de notificaciones y lo mejor es que podamos dar alguna respuesta VISIBLE pronto (enfocada, oportuna, pública) y mostrar una sistemática constante, no a trompicones o a impulsos individuales/interesados. Digo deseable y pienso 'natural' pues lo que querríamos es que afloren tantos incidentes como para ver todo el óxido de una bici que lleva corriendo 20 años sin una mano de pintura.

Me voy, pero volveré.