Pareto de intermedios

Bueno, nestas datas fará 3 meses que escomencei nesto do intermedio que debe ser do pouco ben definido na administración sanitaria; e coido que é pouco tempo para tirar conclusions mais sí para facer algunha reflexión de cóme é este aspecto do traballo e porqué semella que custa tanto avanzar nunha determinada dirección.

O certo é que o tempo da xornada laboral cumpre un esquema semellante a unha distribución de Pareto mais non un simple 80-20 senon un 80-15-5 de tal xeito que só un 5% do tempo da xornada se pode adicar ó pensamento prospectivo ou de calado que será o que acaba por levar a trocos palpables. Un 15% se adican a esas tarefas de responsabilidade directa do cargo: confección de pedido, revisión de almacenaxe, confección de listas, revisión de datos retrospectivos... moitas veces "cuadrando circulos" e outras dando un toque formal a algo que é coñecido dabondo por tod@s. Pero, onde vai o 80% do tempo? pois vai de bombeiro e non me refiro a poñer bombas senon a 'apagar lumes'; miríadas de lumes que xurden no longo da concatenación de multitude de procesos aparentemente simples mais deseñados cada un por un efector sin ter en conta ós outros efectores ou, o que é peor, ós doentes.

Pareto tamén describiu un principio de eficiencia moi interesante para a toma de decisions que ven a dicir que sempre chega un punto no que non é posible introducir melloras nun sistema sen causar perxuizo algún dos seus elementos ou visto de outro xeito a mellor decisión á hora de optimizar un proceso sempre é a que menos prexuizos produce valorando dende o punto de vista da utilidade.

Recomendando estandarizar os mapas

Acudin onte ó acto de presentación de 5 documentos de "Estandares y Recomendaciones" de unidades asistenciais. Coido que un esforzo sen precedente para dotar ó SNS de ferramentas estratexicas, metodoloxicas e organizativas baseadas na mellor evidencia dispoñible, apoiadas amplamente por administracions e profesionais e coa vantaxe da difusión aberta e o caracter ´non-normativo´ que as farán, xunto coas que se estan a elaborar, un referente no intre de deseñar novas unidades ou replantexar as actuais.
De todo o alí dito o que mais me fixo pular foi a derradeira intervencion do ponente Jose Claudio Maañon di Leo polo papel que lle outorga á enfermeiria en todo o proceso asistencial e, sobor de todo, pola idea expresada sobre a necesisade devdeixar de pensar en titulacions para cada posto de traballo e escomenzar a falar de "mapas de competencias" que incluan ademais da formación básica, a especifica e as habilidades e ACTITUDES precisas para cada perfil.
Lamento facer unha entrada tan curta e ´plana`; escribir coa wii é algo farragoso.

No hacen falta más médicos sino mejores puestos de trabajo...

...y más enfermeras.

En una interesantísima entrevista (Galicia Hoxe, en galego) el cátedro de pediatría de la USC afirma:
España es uno de los paises desarrollados con mayor número de ellos (médicos) por cada 1000 habitantes
Somos uno de los paises desarrollados con más médicos y menos personal sanitario: Enfermeras, Trabajadores Sociales etc.
Pero lo verdaderamente interesante es su visión realista de la situación laboral de los facultativos.
España genera magníficos profesionales (médicos) para malos puestos de trabajo. Es ahí donde hay problemas paa cubrirlos. El gestor no sanitario dice: si hay una plaza de médico en Cuspedriños (mítico lugar lejos de todo en Galicia), a la que nadie quiere ir, sólo puedo conseguirlo (cubrirla) si hay muchos médicos en paro. El gestor sanitario dice: La planificación sanitaria hay que cambiarla, pues un buen médico se niega a cubrir una mala plaza.Con los medios de comunicación, transporte y atención existentes, ¿qué sentido tiene hacer centros de salud donde no son necesarios y crear puestos de trabajo donde núnca habrá médicos de forma permanente?.
Podemos no coincidir en que el modelo porque el que él propone significa un mayor desequilibrio para zonas que ya están perdiendo población por su lejanía a la hora de prestar servicios, pero tiene mucha razón. Una solución: cobertura rotatoria; en vez de un servicio de pediatría por hospital, un servicio de pediatría por área de salud en la que pediatras y enfermeras especializadas/capacitadas den cobertura de diferentes "intensidades" a toda la población del área en diferentes centros de atención. En el hospital del área, en los hospitales comarcales, en centros de especialidades e, incluso, en consultorios... pero fijaros: Médicos especialistas y enfermeras capacitadas que forman parte de un mismo equipo, crean dispositivos de atención en común con responsabilidades compartidas y trabajan bajo un esquema de protocolos y guias clínicas que confieren gran autonomía y, al mismo tiempo, seguridad tanto a profesionales como a los pacientes.

Alerta, alarma y conspiración

Así visto en cifras el brote de la gripe A (H1N1) podría resultar un misterio o un exabrupto para los profanos; preguntas/afirmaciones sobre su origen y su supuesta 'oportunidad' para distraernos de la crisis y para dar aire a la industria farmaceutica abundan en foros ...conspiranoia (?)... pero lo cierto es que las pandemias de gripe existen desde hace tiempo y que el 'salto' entre especies de virus de la gripe (y otros como el VIH) es conocido y está casi anunciado que cada cierto tiempo se produce una variación de algún tipo que aumenta su contagiosidad y su morbimortalidad. De hecho la imagen de la gran pandemia de 1918 ha sido agitada por medios e, incluso, por autoriades, con diferente matiz.Una gripe que ha sido estudiada abundantemente desde el punto de vista de la epidemiología y la virología incluso realizando exhumaciones de cadáveres conservados en permafrost...no sé como se puede afirmar que ha 'surgido'.

La amenaza de la gripe aviar (H5N1), que aún no está completamente cerrada, constituyó una pre-alerta a la que los gobiernos y autoriades sanitarias reaccionaron tanto a corto como a largo algo que ha permitido que en esta crisis datos y mecanismos circulasen con rapidez ayudados por las TIC que han permitido la difusión inmediata (a quien quisiera molestarse en leer) de los comunicados OFICIALES de la OMS, CDC, ECDC, MSPS y CCAA...

El matiz entre alerta y alarma es el que más me preocupa. Los profesionales no podemos tener una actitud alarmista, con el pánico injustificado y la falta de reflexión no conseguiríamos afrontar las muchas situaciones críticas que tenemos en la práctica diaria. Los medios de comunicación deben ser responsables no solo de las noticias que difunden y de su fundamento sino también del tono que esas noticias adoptan sobre todo tratándose de asuntos relativos a la salud pública. Decir alegremente a un amigo que el director de la OMS exagera comparando la actual gripe con la de 1918 es una cosa y decirlo a los 4 vientos a una audiencia de millones de personas es un acto de irresponsabilidad.

El patrón de la gripe de 1918 fué muy leve en la primera oleada tal y como es el actual y el siguiente otoño su propagación y virulencia aumentó y llegó al 3% de letalidad. Claro que ahora disponemos de más médios de barrera y de diagnóstico, claro que ahora disponemos de tratamientos que son algo más que sintomáticos y que dispensados con tiempo aseguran la supervivencia del afectado. Pues todos esos medios pueden irse por tierra si la población no es consciente que la puesta en práctica de las medidas de contención depende de lo que cada uno haga. Como dice el NHS la complacencia sobre la gripe A (H1N1) es el principal peligro en estos momentos.

Es innegable que la gripe A existe y que se difunde. La realidad de su patrón de difusión depende de la fortaleza y fiabilidad de las fuentes de información y de sus medios; no me extrañan las sospechas de una difusión 'ad hoc' en el mundo occidental, lo que me llama la atención es la facilidad con la que ciertas teorías encuentran apoyo 'firme' en pruebas circunstanciales...

En fin, creo que se han tomado medidas proporcionadas, pero que en el mundo actual es imposible detener la difusión de una enfermedad así sobre todo con la actual tasa de morbilidad...otra cosa sería que tuviese otros efectos, aunque también dudo que con esos períodos de incubación se pudiese parar completamente.

La UE también avala la gestión por competencias

En una nota de prensa publicada a raiz de la aprobación por el parlamento europeo del informe sobre las recomendaciones de prevención y lucha contra las infecciones relacionadas con la atención sanitaria se cifra en 37000 las muertes atribuibles a infecciones contraidas en el medio hospitalario y en 37 millones los ciudadanos afectados por efectos adversos tras recibir atención sanitaria primaria.

Para atajar este importante problema el informe propone:
que se contraten a "enfermeros o enfermeras especializados en el control de las infecciones", en un número que, para 2015, permita tener uno de ellos por cada 250 camas de hospital.
Justamente el tipo de especialización que existe en el RU y que permite, en un equipo de trabajo multidisciplinar, que la información circule de modo rápido y eficaz tanto en la recolección de datos como en la modificación o realización de actuaciones de prevención y control. Esto es algo que, por ejemplo, estamos viviendo ahora mismo con la propagación de la gripe A (H1N1) y la formación de los comités o comisiones de seguimiento en los centros y la difusión de los protocolos de actuación y sus adaptaciones a la situación de cada centro en lo que la enfermería tiene que recibir no sólamente información clínica sobre la enfermedad; qué es, cómo se transmite, qué criterios clínicos y epidemiológicos la caracterizan etc. sino tambien y adaptado a cada centro y servicio; qué tipo de aislamiento se aplica a cada tipo de caso, dónde se piensa realizar el aislamiento, qué planes de contingencia existen según el número de casos que se presenten, dónde se encuentra o a quien pedir el material de aislamiento y la medicación (recordemos que en muchos centros almacén y farmacia cierran desde las 15 o las 22h)...

Pero no solamente en estos casos sino tambien en asuntos tan "sencillos" como las medidas a tomar para evitar la reutilización de los bolígrafos precargados de insulina y es que cuesta creerlo, pero hasta la modificación más evidente hay que pensarla dos veces; una en el plano teórico y otra en el práctico.

Nueva Gripe III

Me quejaba, y creo que con razón, de la tardanza con la que se 'deslizaba' hacia el personal "de a pié" la información sobre la nueva gripe, sus características y los protocolos de actuación porque no me hubiera gustado trabajar el sábado y el domingo pasados en un centro donde apareciese un caso sospechoso con la información que yo conocía.

Ahora hay información oficial, hay quien te informa en tu centro de trabajo y se ha repartido material de protección.

Esto SI es tomarse en serio este problema.

Porque desconocemos aún sus características epidemiológicas...
Esto es lo que dice el boletín de ayer(30/4) del centro europeo de control de enfermedades:
Todavía hay escasos datos sobre las características para decidir el tamaño, la velocidad y la gravedad de una potencial pandemia.

Infectividad: No sabemos si el virus se transmite de la misma manera y con la misma facilidad que la gripe común. En la actualidad, parece que la transmisión puede ser algo inferior, pero esta valoración puede cambiar si el caso diagnosticado es secundario / terciario, etc.

Tasa de reproducción: Desconocido. No sabemos cuántos casos nuevos puede infectar cada caso.

Inmunidad: No sabemos si existe alguna inmunidad de la población anterior de infecciones de influenza.Se deben realizar estudios de serología después de la primera ola. Virus del mismo subtipo, A/H1N1, ha sido responsable de gripe estacional durante varios años, pero este es un subtipo es muy diferente.
La mayoría de los genes del virus son similares a los genes que se han desarrollado en los cerdos-independientemente de los virus H1N1 - probablemente desde 1918.

Virulencia: Desconocida. No sabemos qué proporción de los infectados desarrollan la enfermedad.

Espectro de la enfermedad: Desconocido, pero probablemente hay muchos casos leves que será difícil de diferenciar de otras infecciones de las vías respiratorias.

Tasa de letalidad: Desconocida, pero a juzgar por los datos actuales no superior a la de la gripe estacional.

Distribución por edades: Desconocido. No sabemos si algunos grupos de edad son más propensos a contraer la infección, desarrollar una enfermedad grave, o morir.

Susceptibilidad a los antivirales: Basado en ensayos in vitro, suponemos que el oseltamivir y el zanamivir son igualmente eficaces para el tratamiento de este virus como para otras cepas de gripe.


Pero hay "transmisión sostenida de humano a humano" y la pandemia debe tomarse en serio pues tiene capacidad (lo ha demostrado) de propagarse al mundo entero.

Esta ilustración nos indica como se plantea la OMS la aparición de una pandemia de influenza.